Negritos, medias lunas, cuñas….

Hace tiempo que tenia ganas de hacer esta receta. En mi tierra le llaman negritos, en otros sitios cuñas, principitos, medias lunas etc etc…Un dulce que me recuerda a mi niñez cuando mis padres nos lo compraban en cualquier pastelería de mi ciudad, hoy me atreví yo por fin a hacerlos y os dejo como siempre el paso a paso y foto a foto. Es una receta sacada de Internet, con estas cantidades que os pongo me han salido 6 negritos de un buen tamaño. Quizás la próxima vez lo divida para que salgan 8.

Ingredientes para la masa:

2 huevos
1/2 sobre de levadura seca de panadero o 3,5 gr
38 gr azúcar blanca
125 ml leche
350 gr harina fuerza todo uso
38 gr mantequilla o margarina
claras de huevo para pintar la masa (las que sobran de hacer la crema pastelera)

Ingredientes para la crema pastelera y cobertura de chocolate:

250 ml leche
2 huevos (usamos solo las yemas)
25 gr maizena
50 gr de azúcar blanca
1/2 cucharadita de esencia de vainilla
Unas gotas de colorante amarillo (opcional)
Chocolate para fundir

Preparación:

Comenzaremos por poner en un cazo la leche, la mantequilla, el azúcar y la sal. ponemos a fuego medio hasta que se derrita la mantequilla sin que llegue a hervir, por otro lado echamos la levadura en el bol reservado con parte de la harina y mezclamos bien. Una vez que tengamos fundida la mantequilla ya nos quedara mezclarla con la harina, o bien a mano o usando una amasadora si la tenéis. Yo use la thermomix pulsando el botón espiga, el que suelo usar para amasar, lo dejo unos minutos y voy añadiendo poco a poco por el bocal la leche caliente reservada anteriormente, cuando ya se vea todo bien integrado añadimos el resto de harina reservada poco a poco y a continuación los huevos, cuando ya lo tengamos todo bien mezclado dejamos reposar la masa en un bol cerrado hasta que duplique su tamaño, yo la deje 2 horas.

Mientras se pone la masa a reposar vamos haciendo la crema pastelera, para que le de tiempo a que se nos enfríe, para lo cual ponemos en un cazo a calentar la leche con la cucharadita de esencia de vainilla, dejando una poca leche en frió para mezclar con la maizena removiéndola bien hasta que deje de tener grumos, una vez bien diluida la maizena continuamos. En un cacito o bol echamos las dos yemas y el azúcar blanca y removemos bien hasta que tome un color blanquecino, ya estará bien diluida en eso momento. Llegado este punto es el momento de echar la leche con la maizena en las yemas de huevo y mezclamos bien todo con la varilla, seguidamente y sin que llegue a hervir añadimos dicha mezcla en la leche con la esencia de vainilla del cacito, sin dejar de remover añadimos el colorante poco a poco para dar con el color deseado, si le queremos dar el toque mas amarillo como los negritos que solíamos comer de las pastelerías (la crema sin el colorante sera mas clarita pero tambien estará igual de buena). Seguimos removiendo ya todo junto hasta que comience a espesar la crema, apartamos del fuego y vertemos la crema en un bol al cual le pondremos después film de plástico pegado a la crema para que no enfríe y nos cree costra.

Pasadas las dos horas de la masa ya habrá duplicado su tamaño, la ponemos en la encimera y volvemos a amasar unos minutos para quitarle el aire, hacemos una bola y la partimos en tres trozos en mi caso, si los queréis mas grandes pues en dos, ya comente que los veo bien e incluso la próxima vez los dividiré en cuatro, colocamos las 3 bolas de forma algo aplastada en un papel de horno, el grosor que deben tener es aproximadamente de 2 centímetros, hay que ponerlas separadas ya que volveremos a dejarlas reposar durante una hora y pujaran bastante, teniendo la precaución de que no se peguen una con otra, yo esta vez la deje reposar en la bandeja y dentro del horno, pasado ese tiempo pintamos las masas con la clara de huevo que nos ha sobrado de la crema. Quiero aclarar que la receta original que vi por Internet se pintaban con un huevo batido entero, pero teniendo las claras sobrantes probé a pintarlas con ellas y no fue nada mal el invento, es mas me gusto pues así no quedan restos ni se tiran, ustedes ya hacerlo a vuestro gusto.

Ya solo nos quedara meterlas en el horno precalentado a 180 grados con calor arriba y abajo y metemos nuestros panes unos 16 minutos, veréis como suben de volumen bastante dando la forma del pan redondito como los negritos, pasado el tiempo y doraditos por arriba sacamos del horno y dejamos enfriar en una rejilla, ya solo nos quedara abirlos por la mitad y rellenarlos de la crema pastelera con una capa generosa, cerramos cual bocadillo y cortamos el redondo por la mitad, para terminar rellenamos el frontal de la media luna con una buena capa de crema pastelera tambien y reservamos en la rejilla, ya solo nos quedara fundir el chocolate al baño maría, si esta muy espeso como fue mi caso le añadí un chorreón de leche, aunque eso hará que el chocolate luego no se quede duro duro del todo, pero vamos esta rico igualmente, eso ya a vuestro gusto. Una vez derretido el chocolate con mucho cuidado vamos pintando por encima con el cuidado de que no nos caiga por la parte de la crema, dejamos enfriar en una rejilla y estarán listos para comer. Es una receta algo laboriosa por el tiempo de reposo de las masas, nos llevara tiempo pero pienso que el tiempo de levado de las masas es muy importante para que veáis que jugosidad tiene el pan luego…Os aconsejo que los hagáis y ya me diréis como están…esperando que os guste hasta la próxima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s