Sopa castellana (al estilo segoviano)

Y para el tiempo fresco del otoño que entra os dejo una receta muy tradicional y antigua de nuestras abuelas, otra mas de la cocina casera de las de siempre. Sopa castellana o sopa de ajo, según me han comentado. Yo la he llamado al estilo segoviano pues me la enseñaron allí como la hacían. Hay diferentes recetarios en los que aparece muchas formas de hacerlas (hay quien le añade también lomo, chorizo panceta), yo os dejo como la hice y esta riquiiisima.

Ingredientes:

Unas lonchas de jamón o trocitos
2 huevos
Un chorreón de aceite de oliva
1 litro de caldo de pollo
Unas rebanadas de pan del día anterior
Una cucharadita de pimentón de la vera (yo use el agridulce)
7 o 8 dientes de ajos
Sal

Procedimiento:

Lo primero que haremos es picar muy chiquito los dientes de ajo, el jamón y reservar. Por otro lado tostaremos un poquito el pan, para ello y como siempre hacemos aprovecharemos esos trozos de pan del día anterior (si es pan de pueblo de buen miajon mejor), yo en este caso use pan de molde que es el que tenia en ese momento y esta igual de rica la sopa. Siempre en la linea de cocina de aprovechamiento. Una vez todo esto preparado comenzaremos a dorar los ajitos, para ello agregaremos un chorreón de aceite de oliva en una cazuela. Una vez que empiezan a dorarse sin que lleguen a quemarse que amargaría el sabor de la sopa agregamos los trocitos de jamón, rehogamos un poco sin parar de mover. Añadimos a continuación dos o tres de las rebanadas de pan a trocitos, continuamos moviendo y apartamos del fuego para agregarle la cucharadita de pimentón de la vera, movemos un poco con la precaución de que no se nos queme. Seguidamente volvemos a ponerlo en el fuego y cuando vaya a empezar a cocer agregamos el caldo de pollo (si no tenéis caldo podéis agregar unas pastillas de avecren en agua caliente), añadimos un par de hojas de laurel y dejamos hervir a fuego medio bajo durante unos 15 minutos. Una vez trascurrido dicho tiempo troceamos algo mas grande los otros trozos de pan y se lo agregamos, sal al gusto y batimos uno de los huevos y se lo añadimos, removemos un poco y el otro se lo agregamos sin batir, una vez que con el calor empiece tomar la clara el color blanco lo troceamos con la misma cuchara de madera. Y en unos minutos estará lista para servir. Todo un manjar, rico, sencillo y fácil de hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s