Golfeados (pan dulce)

Hoy vuelvo con otra receta para mi blog. Golfeados, una receta típica venezolana, tras ver varios vídeos por Internet me quede con esta receta que es la que me recomendó un amigo venezolano. Os dejo todos los ingredientes y el paso a paso, exquisita receta y muy tiernos. Antes de pasar a los ingredientes quería comentaros que con las cantidades que ahora os dejare me salieron 16 unidades.

INGREDIENTES:

500 gr de harina de todo uso. Yo use de modo experimental y con éxito la de preparado de pizzas que vende hacendado, que lleva levadura incorporada
Un huevo
50 gr de mantequilla
Media cucharadita pequeña de sal
200 ml de leche tibia
100 gr de azúcar
Un sobre de levadura en polvo de panadero de 7 gr

* Si usáis harina normal de todo uso tendréis que añadir 20 gr de levadura fresca o la equivalente en seca que suele poner en los sobres. yo use dicha harina y le añadí un sobre de levadura ademas.

INGREDIENTES PARA EL RELLENO:

Un vaso de panela
Una poca de canela molida
Un poco de anís molido
200 gr de queso rallado semiduro, yo use 4 quesos de carrefour
Una poca de mantequilla para untar en la masa
Almíbar de de papelón (50 ml de agua y 80 gr de panela)

Procedimiento:

Lo primero que haremos es tamizar la harina en el vaso de la tm 31, seguidamente añadiremos el huevo, el azúcar, la mantequilla, la sal y la levadura. Lo tendremos unos 3 minutos en la espiga para que lo amase un poco, a continuación añadimos la leche y lo seguiremos amasando por 7 minutos mas en espiga. Pasado dicho tiempo sacamos la masa y la amasamos durante 20 minutos a mano, y la dejamos tapada que repose durante mínimo una hora, mientras mas tiempo mas aumentara de tamaño. La receta original es una hora de reposo pero yo la deje tres horas y triplico su tamaño. Una vez pasado dicho tiempo es hora de extender la masa y hacer un rectángulo de un grosor aproximado de medio centímetro. Con estas cantidades mas o menos de 50 x 30 centímetros aprox, para que os sirva de orientación.

Una vez extendida la masa pintamos con mantequilla toda la superficie, dejando un extremo para que cierre el rollito. A continuación agregaremos el relleno, para lo cual yo empece con el anís dulce, la canela, seguidamente de la panela y por ultimo el queso rallado. Llegado este punto ya solo nos quedara ir enrollando y formando un cilindro con la precaución de ir cerrando sin apretar mucho y que no se nos vaya el relleno hacia fuera. El ultimo trocito lo habremos dejado sin rellenar para que cierre bien, si vemos que tal podemos mojarlo un poquito con agua para que selle mejor. Terminado el cilindro lo cortamos en 16 partes iguales para lo cual vamos cortando a la mitad y así sucesivamente con todos los trozos, dichos trozos tendrán aproximadamente unos tres centímetros. A continuación colocamos los trocitos tumbados en una bandeja con un papel horno sin que se lleguen a tocar unos con otros y dejamos reposar durante una hora en un sitio sin corriente de aire, yo los metí en el horno y los últimos 30 minutos puse el horno a 37 o 40 grados. Pasado dicho tiempo los aplastamos con una paleta un poquito y le damos forma por si con el reposo se desformaran un poco. Una vez el horno pre calentado a 180 grados los metemos y dejamos unos 15 o 20 minutos. Cuando empiecen a dorarse los sacamos y con la ayuda de un pincel le pasamos el almíbar de pepelon. Este almíbar se hace añadiendo el agua y la panela en un cacito y dejamos hervir, con la precaución de que no se nos queme ni pegue. Por ultimo ya solo nos queda volverlos a meter al horno unos diez minutos mas y listos. Los sacamos y con cuidado los separamos y colocamos en una rejilla. Todo un manjar que aunque se lleve su tiempo merece la pena para compartir con familia o amigos.

Si lo hacemos de forma manual o sin thermomix añadiríamos en un bol la harina, el huevo, el azúcar, la mantequilla y la sal, movemos un poco y por otro lado añadimos la levadura fresca en la leche tibia junto con una cucharada de azúcar y otra de harina, y la dejaríamos reposar hasta que salieran burbujitas. Seguidamente agregamos la leche en el bol y amasamos durante diez minutos y el resto de la receta es igual.

Como siempre os digo, si vemos por Internet hay muchas formas o ingredientes, yo os dejo el paso a paso e ingredientes que yo use. Y salieron riquiiisimos y super tiernos. Esperando que os guste hasta la próxima.

Solomillo relleno en salsa

Para no comer siempre lo mismo y de la misma forma y asi no caer en la rutina os dejo hoy otra receta de solomillo de cerdo, esta vez relleno y al horno con salsita de champiñones y jamon. Os dejo como siempre todo el paso a paso

Ingredientes:

2 Solomillos de cerdo
2 Pimientos verdes
Unos tacos de jamon
Unos trocitos de queso gorgonzola (puede ser del que mas os guste)
Laminas finitas de panceta iberica salada (opcional)
Unas lonchas de tranchetes de queso
Aceite de oliva
Un vasito de vino blanco
Sal

 

Para la salsa

6 dientes de ajo
Una cebolla
Una pastilla de caldo
Unos trocitos de jamon
Una latita de champiñones laminados
Un vasito de vino blanco
Un vaso de agua
Sal
Aceite de oliva
Pimienta molida

Procedimiento:

Lo primero que haremos es enjuagar bien los solomillos y retirarle la posible grasa que tenga alrededor. Seguidamente pasaremos a abrirlos y extenderlos lo mas posible con la precaucion y cuidado de que no se nos rompa, para lo cual nos ayudaremos del cuchillo y del mazo de madera para golpear y extender el solomillo. Si no sabeis y teneis opcion que os lo haga vuestro carnicero o alguien de confianza, la receta creo que merece la pena. Una vez bien abiertos y extendidos añadimos sal al gusto, no mucha teniendo en cuenta que lleva jamon, por uno de los extremos colocaremos picado a trocitos no muy grandes el pimiento verde, los taquitos de jamon, el queso y la panceta (opcional), seguidamente colocamos a tiras a todo el largo los tranchetes y ya solo nos quedara ir liando bien apretadito y con las dos manos a la vez teniendo en cuenta de remeter los extremos para que no se nos salga el relleno y nos quede un rollito perfecto. Una vez terminado los rollitos los colocaremos con la junta hacia abajo en una bandeja grande apta para el horno. Mientras precalentamos el horno a 180 grados le añadimos un chorreon de aceite y con la ayuda de una brocha de silicona untamos los solomillos, agregamos un vasito de vino blanco y lo metemos al horno. Cuando empiece a tomar color la carne asada iremos de vez en cuando con la ayuda de la brocha untando del jugo por arriba de los rollitos para que no se nos resequen mucho y asi tome el gusto por todos los lados y se queden bien jugosos.

Mientras se asa la carne un poco en el horno vamos a ir con la salsa de champiñones y jamon, para lo cual picaremos como siempre muy bien los dientes de ajo, la cebolla y el jamon a taquitos, en una sarten comenzaremos dorando los ajitos en un chorreon de aceite de oliva, seguidamente añadimos la cebolla, una vez pochada le agregamos el jamon, sal y pimienta al gusto (sal sera muy poquita teniendo en cuenta que lleva jamon y la pastilla de caldo que tambien suele aportar su toque salado). Tras pasar unos minutillos agregamos los champiñones laminados y la pastilla de caldo. Removemos un poco para integrar bien todo y seguidamente añadiremos el vasito de vino blanco. Dejamos cocer unos minutillos para que evapore el alcohol y por ultimo añadimos el vaso de agua, dejamos reducir a fuego medio y una vez terminado pasamos por la batidora con la idea de agregar y cubrir los solomillos. Dejamos una vez todo en el horno unos minutos mas hasta que se nos termine de hacer el solomillo. En mi horno si os sirve de referencia ha estado aproximadamente una hora y cuarto, aunque no todos los hornos son iguales.

A continuacion ya solo nos quedara cortar y servir con la salsa espesita que se nos a quedado con un rico sabor a champiñones, una mezcla de sabores entre la carne, el queso ,el pimiento y la salsa que hara que no se olviden de nuestro plato. Como siempre digo estas comidas se pueden servir con patatas y si es de un dia para otro mejor, las salsas estaran mas ricas. Espero que os guste y hasta la proxima.

 

Rollitos de col rellenos de carne (Sarmale)

Aqui os dejo mi siguente receta para la coleccion. Rollitos de col rellenos de carne. Hace tiempo que queria hacerla y por fin me decidi a realizarla, una receta muy laboriosa que lleva mucho tiempo ya que es muy entretenida, pero cuando a uno le gusta la cocina no importa el tiempo que necesite, es una satisfaccion cuando la ve uno al final en el plato. He visto muchas formas de hacerla en youtube, y como siempre tras varios videos y cogiendo unas cosillas de un video y otras de otro os dejo mi receta en particular.

Es una receta tipica de Rumania. Segun he leido es muy tipica en importantes acontecimientos como bodas o fiestas navideñas. Alli se llama Sarmale. Tambien es tipica en zonas arabes, aunque la denominen con otro nombre (Malfuf o Malfuf Mahshi) y le cambien algun ingrediente. Espero que os guste si os decidis a realizarla. Os dejo mi paso a paso como siempre.

Ingredientes:

Una col o repollo grande
1 Kg de carne picada de ternera
Un vaso de arroz redondo
2 cebollas medianas o una grande
8 o 9 dientes de ajo
Un huevo
Unas cucharadas de tomate frito
Unas cucharadas de tomate triturado natural para el caldo
Una cucharadita de pimiento choricero
Una cuhcaradita de pimenton de la vera
Una cucharadita de nuez moscada
Una cucharadita de pimienta molida
Una cucharadita de canela molida
Un par de cucharadas de perejil
Un par de cucharadas de tomillo
1 litro de caldo (yo use esta vez caldo concentrado en pastillas)
Aceite de oliva
Sal

Con estas cantidades me sobro relleno para otra vez, pero como no hay ningun tipo de problema por congelarlo ya es un trabajo menos para la proxima vez que lo haga

Procedimiento:

Lo primero que haremos es poner a hervir agua abundante con una poca de sal para que las hojas de la col o repollo se nos pongan blandas y manejables sin que lleguen a romperse. Para ello hay varias formas si no se despegan bien en frio podemos echar la col entera en el agua hirviendo una vez que le hayamos cortado el tronquito de la base. Se despegaran mejor las hojas, si salen bien las hojas en frio, como fue mi caso, las fui echando en agua hirviendo durante unos 4 minutos mas o menos, hasta que veamos que empiezan a quedarse blanditas. Las vamos sacando a enfriar y reservamos. Por otro lado vamos picando muy fino para el sofrito los dientes de ajo y la cebolla. Comenzamos dicho sofrito rehogando los ajitos picados en un buen chorreon de aceite de oliva, sin que lleguen a dorarse del todo agregamos la cebolla picada, una vez pochada le agregamos una poca de sal y la cucharadita de pimenton choricero. Una vez bien integrado apartamos del fuego. Esta receta tambien admitiria en el sofrito unos trocitos de pimiento verde y rojo, yo esta vez opte por el pimiento choricero.

Por otro lado echamos el vaso de arroz en agua para lavar el grano durante unos diez minutos aproximadamente. Mientras trascurre dicho tiempo aliñaremos la carne, para lo cual añadiremos el huevo, el sofrito anterior, las especies antes mencionados y el tomate frito. Por ultimo le agregaremos el arroz colado y enjuagado. Removemos bien todo durante unos minutos y dejamos reposar mientras preparamos las hojas de col. Lo primero que haremos es por la parte mas rugosa, es decir la de atrás quitaremos el tronquito o centro de la hoja que es lo mas duro, para que no nos entorpezca al hacer el rollito como podéis ver en las fotos. A continuación picaremos chiquito el centro de la col que tendrá las hojas muy pequeñas y los tronquitos que hemos quitado a las hojas para usarlos posteriormente.

Una vez llegado a este punto comenzaremos a rellenar las hojas. Echando unas cucharadas de la masa en un extremo y liandolo poco a poco y metiendo los lados hacia dentro para terminar como si de un rollito de primavera se tratara lo iremos enrollando. Se reservaran todos los rollitos y continuaremos la receta echando la mitad de la col picada en una cazuela grande y colocando todos los rollitos bien juntos unos con otros con la parte final hacia abajo para que no se abran. Una vez todos bien puestos en una o dos capas se cubren con la otra mitad del picado de col anterior. Por ultimo solo nos quedara añadir el caldo hasta cubrir y unas cucharadas de tomate triturado, taparlos presionados con un plato o recipiente con peso para que no se suban al hervir y dejarlos una vez el caldo hirviendo unos 55 minutos a fuego medio. Cuando se consuma el caldo y reduzca estarán listos para servir. Todo un manjar que merece la pena aunque lleve mucho tiempo en cocina. Seguramente si conocéis la receta depende de donde sea su origen le añaden algún ingrediente mas o menos, yo lo he visto con carne de codillo de cerdo para acompañar, con bacon, con ternera o simplemente así solos y acompañados de la col picada en el guiso. Esperando que os guste hasta la próxima

Solomillo de atún en salsa de perdiz

Hoy vengo con una receta muy tipica por la zona manchega segun he visto y leido por internet. Yo la probe en un bodegon en la zona de huelva y esta riquiiisima. Se llama solomillo de atun en salsa de perdiz, para mojar pan y no parar en la salsa, y si es de un dia para otro mejor. Dicho nombre de la salsa le viene segun he leido, y os dejo como dato curioso por la zona de la mancha, ya que se usa mucho para las carnes de caza. Os dejo todo su paso a paso como siempre.

Ingredientes:

750 gr de solomillo de atun
6 o 7 dientes de ajo
Una cebolla grande
2 hojas de laurel
Una poquita de pimienta molida
300 ml de caldo de pescado (o una pastilla de caldo concentrado de pescado y agua)
Un vasito de vino blanco o manzanilla (yo use Doblas de moriles. cordoba)
Una cucharada sopera de harina
Un puñaito de almendras
Un puñaito de pistachos
Un poquito de perejil picado (opcional)
Aceite de oliva
Sal

Procedimiento:

Lo primero que haremos es cortar los solomillos de atun en trocitos y ponerlos en una cazuela poco a poco con un buen chorreon de aceite de oliva para sellarlos, un minuto por cada lado, previamente con una poquita sal, una vez bien sellados por todos los lados segun el grueso que tengan reservamos. Por otro lado picamos en juliana o muy chiquito la cebolla y los dientes de ajo en laminas y reservamos igualmente. Una vez con todo preparado podremos empezar con nuestro guiso para lo cual en el mismo aceite de la cazuela del atun y si hay poco agregamos mas añadimos la cebolla, cuando este medio pochada agregamos las hojas de laurel y los ajitos laminados, seguimos rehogando hasta que se sofria todo. A continuacion agregamos la harina para que se tueste un poco, tambien se puede añadir despues del vino, si la tostais por otro lado como yo hice en otra sarten. Una vez incorporada la harina al sofrito se le agrega el vasito de vino blanco y dejamos evaporar el alcohol a fuego medio. Pasado unos minutos agregamos el caldo de pescado y dejamos reducir un poquito, probamos de sal por si tuvieramos que rectificar, ya que el caldo suele llevar sal, añadimos pimienta molida al gusto.

Pasamos toda la salsa por la batidora para no encontrarnos los trocitos de ajo y cebolla por si no les gusta a vuestros comensales. Volvemos a poner al fuego la salsa batida con las dos hojas de laurel y añadimos los pistachos y almendras previamente picado como si fuera crocante, los frutos secos le dan un toque muy rico. Pasado un par de minutos agregamos los trozos de atún reservados anteriormente con el jugo que pudieran haber soltado y dejamos hervir una media hora a fuego medio bajo. Teniendo en cuenta de moverlo de vez en cuando para que no se pegue y retirar cuando reduzca y se quede un poquito espesa la salsa. Antes de retirarlo se le puede añadir opcional perejil picado. Un platazo que es muy típico por aquí acompañarlo de unas patatas panaderas al horno con cebolla o con arroz blanco. Si tenéis ocasión de hacerla no dudéis que no os arrepentiréis

 

 

 

Arroz caldoso con bogavante y gambas

 

Por fin llego el dia que me decidi a realizar esta maravillosa receta. Arroz caldoso con bogavante y gambas. Son muchas las veces que lo he visto en los restaurantes y a un precio algo razonable y no muy economico, hoy entiendo su porqué, debido a la elaboracion que tiene y los ingredientes que lleva.
Asi como comentaros que hay muchas recetas y formas de hacerlo segun he leido y visto por internet. Yo os dejo la mia, la que he ido cogiendo de una y otra receta hasta llegar al siguiente paso a paso. Antes de continuar quiero deciros que si compramos el bogavante congelado es bastante mas economico aunque algunos puedan decir que no es lo mismo. El sabor es muy parecido y nos da el apaño. Yo lo compre congelado y os puedo decir que si seguiis el paso a paso de la receta os saldra una receta impresionante con un sabor y olor exquisito. Todo un manjar. Repetiremos seguro.

Ingredientes:

Un bogavante
300 gr d gambas peladas
Un vaso de arroz
Un vasito de brandy
Media cucharadita de pimenton de la vera
Media cucharadita pequeña de colorante alimentario
2 tomates
6 o 7 dientes de ajo
Una cebolla
Una Ñora o carne de pimiento choricero (2 cucharaditas)
Azafran en hebra
Una cayena ( opcional o sustituir por pimienta molida)
1’5 litros de caldo de pescado
2 hojas de laurel
1 pimiento verde
Aceite de oliva
Sal

Procedimiento:

Lo primero que haremos es prepararlo todo, empezando por pelar, picar muy chiquito y reservar los dientes de ajo, la cebolla y el pimiento verde. El tomate tambien lo podeis picar, yo lo pelo y paso por la batidora. El siguiente paso es cortar y preparar el bogavante para lo cual hay varias formas de hacerlo, lo normal es quitarle las pinzas y hacerle un corte longitudinal desde la cabeza a la cola y abrir en dos, separando la cabeza del cuerpo. Si es muy grande el cuerpo se suele cortar despues en trocitos, aprovechando las anillas y pliegues de la piel. En mi caso como es medianito solo lleva la separacion de pinzas y cabeza y abiertas todo por la mitad, como se puede ver en las fotos. Golpeando con un mazo o reves del cuchillo en las pinzas para que se puedan abrir y pelar tambien. Otra cuestion a tener en cuenta es con qué abrir y preparar el bogavante, segun he leido por internet con el cuchillo nos soltara mucho jugo, el cual tendremos la precaucion de aprovecharlo para el guiso y si no tenemos cuidado podemos machacar y maltratar el producto, sin embargo me llamo la atencion un truquillo que vi y es hacerle los cortes con unas buenas tijeras de cocina, primero por un lado de la piel y una vez abierto se corta por el otro abriendose en dos, de esta manera se desperdicia mucho menos y se mantiene su jugo, como se suele decir sobre gustos colores.

Despues de dicha aclaracion procedemos a continuar con la receta, para lo cual el siguiente paso seria en una cazuela de hierro fundido añadiremos un buen chorreon de aceite de oliva y agregamos el bogavante cuando el aceite este bien caliente con la piel hacia abajo primero, pasado unos dos o tres minutos y cuando nos cambie de color le damos la vuelta, ya observareis el aroma que os deja en la cocina, pasados otros dos o tres minutos los sacamos y reservamos, en el mismo aceite y aprovechando el jugo que suelta pasamos a sofreir los ajos picados, cuando comiencen a dorarse añadimos la cebolla, seguimos pochando hasta que nos tome un color amarillo a trasparente, añadimos el pimiento verde y la guindilla o cayena (si no os gusta mucho el picante podeis sustituir dicho paso por una poca pimienta molida), seguidamente una vez bien hecho el pimiento añadimos las dos cucharaditas pequeñas de pimiento choricero (si lo que teneis es ñora tendreis que previamente haberlo hidratado en agua un par de horas antes y antes de agregarlo al guiso quitarle la piel, como es mucho mas laborioso yo opte por la pulpa de pimiento choricero, que la venden ya en botes).
Continuamos moviendo el sofrito y agregamos media cucharadita de pimenton de la vera y movemos seguidamente para que no se queme, sin pasarse en cantidad pues su sabor es muy intenso y camuflaria otros sabores, una vez bien integrado y sin que pase mucho tiempo añadimos el tomate triturado y las hojas de laurel, sofreimos el tomate unos minutos, sal al gusto sin pasarnos pues despues el caldo llevara su toque de sal, agregamos el vasito de brandy y lo flambeamos, para lo cual tendremos la precaucion de que no este la campana extractora encendida (para dicho guiso se puede flambear metiendole fuego o simplemente dejar que se evapore el alcohol).
Una vez quemado o evaporado el alcohol añadimos unas hebras de azafran, eso intensificara el sabor del arroz y le dara algo de color, a continuacion agregamos las gambas peladas e integramos con el sofrito durante unos minutos. Pasado dicho tiempo agregamos el arroz y sofreimos moviendolo de vez en cuando unos dos o tres minutos para que se selle el grano
(para dicho arroz recomiendan un arroz de grano redondo). A continuacion nos queda agregar media cucharadita de las pequeñas de colorante alimentario para darle ese toque mas amarillento del propio y clasico arroz, pero sin pasarnos pues ya toma un poquito con el azafran en hebra, seguidamente el caldo de pescado y cuando comience a hervir tomaremos en cuenta el tiempo para que pasado unos 12 minutos aproximadamente agregar el bogavante y su jugo previamente reservado, movemos de vez en cuando y cuando lleve unos 17 minutos apartamos, dejamos reposar tapado unos 3 minutos y listo para comer, hay que tener en cuenta que para que sea caldoso yo use por cada vaso de arroz seis vasos de caldo de pescado, con estas cantidades no fallara y os quedara caldoso. Espero que os guste y hasta la proxima.

Vino caliente

Este año he tenido la ocasión de probar el vino caliente en el mercado medieval de Córdoba. Como me gusto la experiencia decidí a indagar por Internet y ver como se hace y después de ver varios vídeos decidí coger de unos y de otros y hacer la prueba, el resultado es espectacular. A todos los que quisieron probarlo de mi familia quedaron maravillados de la mezcla de sabores con las especias…..repetiremos en alguna ocasión seguro.
Os dejo los ingredientes que use.

Ingredientes:
Una botella de vino tinto (no tiene por que ser un gran reserva, algo normalito)
2 o 3 anises estrellados
8 o 9 clavos aromáticos
Una pizca de jengibre molido (la punta de una cucharadita pequeña)
Una cucharadita de anís verde en grano
8 cucharaditas de azúcar moreno
El jugo de medio limon
Medio limón en trocitos
El jugo de una naranja entera
Una naranja partida a trocitos
Una rama de canela

Procedimiento:
Se pone en un recipiente apto para calentar todos los ingredientes y removemos de vez en cuando para que se integren bien todos hasta que rompa a hervir. Una vez llegado este punto lo retiramos del fuego, ya que al ser una bebida alcohólica si lo dejamos hervir se evapora el alcohol. Por ultimo solo nos quedara colarlo, servirlo en copas o vasos y a saborearlo.

Son muchas las variedades que hay de hacerlo segun he visto por internet, hay quien le agrega manzana, o pimienta en grano, unos usan un reserva y otros un simple vino de mesa….otros le añaden semillas de cardomomo…..
en fin sobre gustos colores…..

Jamón de pato

Y vuelvo con otra receta para los que quieran tomar nota y hacerla. Todo un manjar que en los comercios suele estar bastante caro y si lo hacemos en casa es muuucho mas economico aunque nos lleve su tiempo por la curacion. Jamon de pato. Os dejo como siempre todo su paso a paso.

Ingredientes:

2 pechugas de pato enteras y con su piel
Sal gorda
Pimienta molida

Procedimiento:

Lo primero que haremos es lavar y secar bien las pechugas para quitar los posibles restos de sangre. Con un buen cuchillo le cortamos los bordes de piel que sobresale de las pechugas.
En un recipiente ponemos una cama de sal gorda y colocamos las pechugas con la piel hacia abajo, cubrimos de sal y dejamos en la nevera tapado un minimo de 24 horas, segun el grosor que tengan si son muy grandes las podeis dejar hasta 48 horas. Yo estas como no eran muy grandes estuvieron algo mas de 30 horas y estan en su punto de sal. Una vez trascurrido dicho tiempo sacamos las pechugas y las enjuagamos para quitarle la sal que tuviera pegada, secamos muy bien y le agregamos por los dos lados abundante pimienta molida, yo use de molinillo para que este recien molida y de varias pimientas. Llegado este punto solo nos queda dejarlas curar como cualquier jamon o caña de lomo. Para ello lo liamos en una venda o gasa y lo metemos en la nevera en la parte baja (yo use la funda de tela de un jamon),dandole unas cuantas vueltas a cada una para que no se junten una con otra. Y ya solo nos queda dejarlas curar para lo cual a mi para que esten en su punto y no se queden crudas han estado unos 40 dias, solo es cosa de ir comprobando el estado de curacion de vez en cuando. Si lo dejais al aire en un lugar fresco se curaran mucho antes, eso ya lo dejo a vuestra eleccion. Una vez bien curado solo nos quedara cortalo en trocitos muy finos y acompañado con un poquito pan y aceite de oliva por ejemplo.
Todo un manjar que os recomiendo probar en cuanto podais y tengais ocasion.