Solomillo de atún en salsa de perdiz

Hoy vengo con una receta muy tipica por la zona manchega segun he visto y leido por internet. Yo la probe en un bodegon en la zona de huelva y esta riquiiisima. Se llama solomillo de atun en salsa de perdiz, para mojar pan y no parar en la salsa, y si es de un dia para otro mejor. Dicho nombre de la salsa le viene segun he leido, y os dejo como dato curioso por la zona de la mancha, ya que se usa mucho para las carnes de caza. Os dejo todo su paso a paso como siempre.

Ingredientes:

750 gr de solomillo de atun
6 o 7 dientes de ajo
Una cebolla grande
2 hojas de laurel
Una poquita de pimienta molida
300 ml de caldo de pescado (o una pastilla de caldo concentrado de pescado y agua)
Un vasito de vino blanco o manzanilla (yo use Doblas de moriles. cordoba)
Una cucharada sopera de harina
Un puñaito de almendras
Un puñaito de pistachos
Un poquito de perejil picado (opcional)
Aceite de oliva
Sal

Procedimiento:

Lo primero que haremos es cortar los solomillos de atun en trocitos y ponerlos en una cazuela poco a poco con un buen chorreon de aceite de oliva para sellarlos, un minuto por cada lado, previamente con una poquita sal, una vez bien sellados por todos los lados segun el grueso que tengan reservamos. Por otro lado picamos en juliana o muy chiquito la cebolla y los dientes de ajo en laminas y reservamos igualmente. Una vez con todo preparado podremos empezar con nuestro guiso para lo cual en el mismo aceite de la cazuela del atun y si hay poco agregamos mas añadimos la cebolla, cuando este medio pochada agregamos las hojas de laurel y los ajitos laminados, seguimos rehogando hasta que se sofria todo. A continuacion agregamos la harina para que se tueste un poco, tambien se puede añadir despues del vino, si la tostais por otro lado como yo hice en otra sarten. Una vez incorporada la harina al sofrito se le agrega el vasito de vino blanco y dejamos evaporar el alcohol a fuego medio. Pasado unos minutos agregamos el caldo de pescado y dejamos reducir un poquito, probamos de sal por si tuvieramos que rectificar, ya que el caldo suele llevar sal, añadimos pimienta molida al gusto.

Pasamos toda la salsa por la batidora para no encontrarnos los trocitos de ajo y cebolla por si no les gusta a vuestros comensales. Volvemos a poner al fuego la salsa batida con las dos hojas de laurel y añadimos los pistachos y almendras previamente picado como si fuera crocante, los frutos secos le dan un toque muy rico. Pasado un par de minutos agregamos los trozos de atún reservados anteriormente con el jugo que pudieran haber soltado y dejamos hervir una media hora a fuego medio bajo. Teniendo en cuenta de moverlo de vez en cuando para que no se pegue y retirar cuando reduzca y se quede un poquito espesa la salsa. Antes de retirarlo se le puede añadir opcional perejil picado. Un platazo que es muy típico por aquí acompañarlo de unas patatas panaderas al horno con cebolla o con arroz blanco. Si tenéis ocasión de hacerla no dudéis que no os arrepentiréis

 

 

 

Jamón de pato

Y vuelvo con otra receta para los que quieran tomar nota y hacerla. Todo un manjar que en los comercios suele estar bastante caro y si lo hacemos en casa es muuucho mas economico aunque nos lleve su tiempo por la curacion. Jamon de pato. Os dejo como siempre todo su paso a paso.

Ingredientes:

2 pechugas de pato enteras y con su piel
Sal gorda
Pimienta molida

Procedimiento:

Lo primero que haremos es lavar y secar bien las pechugas para quitar los posibles restos de sangre. Con un buen cuchillo le cortamos los bordes de piel que sobresale de las pechugas.
En un recipiente ponemos una cama de sal gorda y colocamos las pechugas con la piel hacia abajo, cubrimos de sal y dejamos en la nevera tapado un minimo de 24 horas, segun el grosor que tengan si son muy grandes las podeis dejar hasta 48 horas. Yo estas como no eran muy grandes estuvieron algo mas de 30 horas y estan en su punto de sal. Una vez trascurrido dicho tiempo sacamos las pechugas y las enjuagamos para quitarle la sal que tuviera pegada, secamos muy bien y le agregamos por los dos lados abundante pimienta molida, yo use de molinillo para que este recien molida y de varias pimientas. Llegado este punto solo nos queda dejarlas curar como cualquier jamon o caña de lomo. Para ello lo liamos en una venda o gasa y lo metemos en la nevera en la parte baja (yo use la funda de tela de un jamon),dandole unas cuantas vueltas a cada una para que no se junten una con otra. Y ya solo nos queda dejarlas curar para lo cual a mi para que esten en su punto y no se queden crudas han estado unos 40 dias, solo es cosa de ir comprobando el estado de curacion de vez en cuando. Si lo dejais al aire en un lugar fresco se curaran mucho antes, eso ya lo dejo a vuestra eleccion. Una vez bien curado solo nos quedara cortalo en trocitos muy finos y acompañado con un poquito pan y aceite de oliva por ejemplo.
Todo un manjar que os recomiendo probar en cuanto podais y tengais ocasion.

 

Sopa castellana (al estilo segoviano)

Y para el tiempo fresco del otoño que entra os dejo una receta muy tradicional y antigua de nuestras abuelas, otra mas de la cocina casera de las de siempre. Sopa castellana o sopa de ajo, según me han comentado. Yo la he llamado al estilo segoviano pues me la enseñaron allí como la hacían. Hay diferentes recetarios en los que aparece muchas formas de hacerlas (hay quien le añade también lomo, chorizo panceta), yo os dejo como la hice y esta riquiiisima.

Ingredientes:

Unas lonchas de jamón o trocitos
2 huevos
Un chorreón de aceite de oliva
1 litro de caldo de pollo
Unas rebanadas de pan del día anterior
Una cucharadita de pimentón de la vera (yo use el agridulce)
7 o 8 dientes de ajos
Sal

Procedimiento:

Lo primero que haremos es picar muy chiquito los dientes de ajo, el jamón y reservar. Por otro lado tostaremos un poquito el pan, para ello y como siempre hacemos aprovecharemos esos trozos de pan del día anterior (si es pan de pueblo de buen miajon mejor), yo en este caso use pan de molde que es el que tenia en ese momento y esta igual de rica la sopa. Siempre en la linea de cocina de aprovechamiento. Una vez todo esto preparado comenzaremos a dorar los ajitos, para ello agregaremos un chorreón de aceite de oliva en una cazuela. Una vez que empiezan a dorarse sin que lleguen a quemarse que amargaría el sabor de la sopa agregamos los trocitos de jamón, rehogamos un poco sin parar de mover. Añadimos a continuación dos o tres de las rebanadas de pan a trocitos, continuamos moviendo y apartamos del fuego para agregarle la cucharadita de pimentón de la vera, movemos un poco con la precaución de que no se nos queme. Seguidamente volvemos a ponerlo en el fuego y cuando vaya a empezar a cocer agregamos el caldo de pollo (si no tenéis caldo podéis agregar unas pastillas de avecren en agua caliente), añadimos un par de hojas de laurel y dejamos hervir a fuego medio bajo durante unos 15 minutos. Una vez trascurrido dicho tiempo troceamos algo mas grande los otros trozos de pan y se lo agregamos, sal al gusto y batimos uno de los huevos y se lo añadimos, removemos un poco y el otro se lo agregamos sin batir, una vez que con el calor empiece tomar la clara el color blanco lo troceamos con la misma cuchara de madera. Y en unos minutos estará lista para servir. Todo un manjar, rico, sencillo y fácil de hacer.

Revoltillos con tomate

Hoy vuelvo con otra receta buenisima para mi gusto y que no se encuentra en todos los sitios. Es muy tipica por tierras onubenses. Por esta zona no le suele gustar a todo el mundo al ser de casqueria. A mucha gente le echa para atras cuando escuchan de que esta hecho. Revoltillos con tomate. El revoltillo es un trozo del estomago y liado con tripa bien limpia de cordero, tambien se suele acompañar el guiso con manitas de cordero. Estas en concreto no lo llevan, solo revoltillos.
Llevaba mucho tiempo queriendo hacer esta receta, es muy frecuente en temporada como tapa en los bares de la zona por tierras onubenses, he preguntado a la gente del lugar de como se hace y es curioso, cada uno le suele dar su toque personal, tambien he leido mucho por internet sobre esta receta y al final para seguir con la tradicion de la cocina casera los hice como una abuela del lugar me enseño. Os dejo su paso a paso como siempre.

Ingredientes:

Para poner en la olla rapida:
1 Kg de revoltillos de cordero
1 cebolla mediana
1 cabeza de ajos
1 hoja de laurel
Sal al gusto
Un chorreon de aceite de oliva

Para la salsa de tomate:

1 cebolla mediana
6 o 7 dientes de ajo
2 hojas de laurel
1 pimiento verde
750 gr de tomate triturado aproximadamente
Un vaso de vino blanco
Una cucharadita pequeña de comino
Una cucharadita pequeña de nuez moscada
Una poquita de pimienta molida
Un poquito de perejil picado
Unas ramitas de hierbabuena fresca (opcional, pero eso si le da un gusto diferente)
Sal
Una cucharadita de azucar (para la acidez del tomate)
Aceite de oliva

Procedimiento:

Lo primero que haremos es lavar bien los revoltillos, aunque suelen venir ya bien limpios (dependiendo por supuesto de nuestro carnicero de confianza y segun nos diga como estan).
El siguiente paso que haremos es cocer los revoltillos en la olla rapida en el numero 2 unos 15 minutos aproximadamente, para ello los cubriremos de agua y le añadiremos una cebolla, una cabeza de ajos, 1 hoja de laurel y sal al gusto, con este tiempo los revoltillos estaran tiernos, trascurrido dicho tiempo los sacamos de la olla y los dejamos escurriendo, reservamos el caldo sobrante para el guiso, por otro lado pasaremos por la batidora la cebolla y los dientes de ajo que han hervido junto con unas cucharadas del propio caldo de la coccion, mientras por otro lado vamos preparando el sofrito para el tomate, para ello picaremos y reservaremos los 6 o 7 dientes de ajo, la otra cebolla y el pimiento verde.
Una vez todo preparado comezaremos a sofreir los ajos en un buen chorreon de aceite de oliva en una cacerola ancha, una vez doraditos añadimos la cebolla, y cuando la tengamos bien pochada añadimos el pimiento picado y las hojas de laurel. Una vez hecho lo sacamos y pasamos tambien por la batidora tambien (sin las hojas de laurel) y reservaremos para añadirlo despues. En la misma cacerola rehogamos un poco los revoltillos, pasado unos minutillos añadimos el sofrito previamente batido, seguimos rehogando y añadimos el vaso de vino blanco, y las especias, es decir la cucharadita pequeña de comino, la cucharadita de nuez moscada, sal y pimienta al gusto. Pasado unos minutos agregamos la lata de tomate triturado en mi caso, podeis usar tomates naturales triturados tambien y un poco del caldo de la coccion. Una vez cubiertos dejamos que hierva a fuego lento hasta que se fria el tomate y se consuma un poco el caldo. Cuando tengan la textura adecuada el tomate estaran listos para apartar. Unos minutos antes de forma opcional si os gusta se le pica muy chiquito y le agregamos unas ramitas de hierbabuena, asi como perejil picado si quereis.

Seguramente esta receta como ya he dicho antes se hace de muchas formas parecidas pero no iguales, hay quien le añade a la coccion una guindilla, hay quien le añade tambien para batirlo un tomate, hay quien no le echa nada de especias sino su gusto propio y natural, hay quien no le añade la hierbabuena….. en fin yo os he dejado como los he hecho yo por primera vez y estos por lo menos estan buenisimos. Como siempre digo de un dia para otro y con patatas fritas estaaaan….uuuummmm. Esperando que os guste hasta la proxima

 

Cabrillas en salsa con jamon

Hoy os dejo otra forma de hacer las cabrillas, en salsita con jamon. Una receta algo laboriosa pero que al final tiene su recompensa y cuando gusta la cocina casera no importa el tiempo. Como siempre os digo de un dia para otro estaran mas buenas pues la salsa cogera mas gusto, prepararse para mojar pan. Antes de dejaros el paso a paso como siempre queria comentaros que esta misma receta se puede hacer con caracoles chicos y con gordos, no solo con cabrillas.

Ingredientes:

2 kg de cabrillas
2 cebollas medianas
7 o 8 dientes de ajo (para el sofrito)
2 pimientos verdes medianos (tambien valen de los rojos)
1 kg de tomate triturado (natural o de lata)
2 o 3 hojas de laurel
Un vaso de vino blanco
3 cayenas (2 para hervir las cabrillas y una para la salsa)
Una cucharada de comino molido
Una poca de pimienta molida
Una cucharadita de colorante
Una cucharadita de nuez moscasa
Una cucharada de pimenton de la vera dulce
2 Rebanadas de pan de molde
2 dientes de ajo enteros (para el triturado de la salsa)
Un chorreon de aceite de oliva
un platito de jamon picado
Un ramillete de hierbabuena
Sal

Procedimiento:

Lo primero que tenemos que hacer es lavar bien las cabrillas. Yo como ya os comente en otra receta los lavo al principio con agua fria y los voy dejando reposar un par de minutos o asi y los voy cambiando a agua mas caliente, hasta que los ultimos enjuagues se hacen con agua caliente del todo. De esta forma se quedaran todos fuera a la hora de ponerlos a hervir.
Una vez terminado de lavar bien los caracoles en una olla grande los pondremos a hervir con dos cayenas, unas ramitas de hierbabuena (opcional) y dos cucharadas soperas de sal. Dejaremos hervir hasta que se pongan tiernos quitandole en todo momento la espuma que sueltan, una vez que dejen de espumar se dejan hervir hasta que se pongan tiernos (de esta manera en la salsa no tendran que estar mucho tiempo). Una vez retirados del fuego, reservamos las cabrillas y el caldo. Mientras por otro lado vamos preparando el sofrito para ello picaremos y reservamos los ajos, la cebolla, los pimientos y tomates si son naturales. No importa que esten muy picaditos pues mas tarde se pasara todo por la batidora. Una vez preparado todo el sofrito pasaremos a freir en un buen chorreon de aceite dos dientes de ajo y las rebanadas de pan, los cuales seran reservados para el triturado de la salsa. En el mismo aceite empezaremos a sofreir los ajitos picados, cuando tomen un color dorado se añade la cebolla, vamos moviendo de vez en cuando y cuando la cebolla tome un color amarillento a transparente agregamos el pimiento. Seguimos sofriendo todo y moviendolo de vez en cuando. Añadimos a continuacion el tomate triturado, una vez sofrito el tomate agregamos una pequeña rama de hierbabuena, el vaso de vino blanco, las 3 hojas de laurel, la cucharada de comino, la cucharada de pimenton de la vera dulce, la cayena, la poquita de pimienta molida, la cucharadita de colorante alimentario, la cucharadita de nuez moscada y sal al gusto. Removemos bien y dejamos reducir un poco. Seguidamente le quitaremos las hojas de laurel para triturar la salsa con la batidora (yo le dejo la de hierbabuena ya que le da un toque al sabor). Una vez pasado bien todo por la batidora volvemos a echar la salsa en la olla y a continuacion agregamos el plato de jamon picado, las cabrillas y cubrimos segun necesite con el caldo de haberlos hervido anteriormente en vez de echarle agua. Removemos bien todo y dejamos hervir un rato para que reduzca la salsa y cojan bien las cabrillas el gusto. Probamos una cuando pase unos minutillos y listo. Ya os digo que habra muchas recetas similares. Yo os dejo como me ha enseñado mi madre, la cual fue la que desperto en mi el mundo de la cocina.

Rollitos de primavera

Hoy volvemos con otra receta que hace tiempo que queria hacer, otra de cocina china. Rollitos de primavera. Dada las circunstancias en las que me encuentro y lo lejos que nos pilla los restaurantes chinos desperto en mi la curiosidad por ver si seria capaz de hacerlos yo y comerlos en casa. Pues aqui os dejo todo su paso a paso como siempre. Las cantidades que os dejo son orientativas, podeis hacer mas o menos cantidad asi como añadir alguna verdura o ingrediente mas.

Ingredientes:
Una col pequeña o la mitad de una mediana
2 zanahorias grandes
500gr aprox de carne picada (puede ser de pollo, cerdo o ternera)
2 cebollas medianas
3 o 4 cucharadas de salsa soja (segun os guste)
Pimienta molida
2 o 3 cucharadas de azucar normal o morena de caña (yo use la morena)
Sal
Aceite de oliva
Masa brick o masa filo (hay muchas diferentes en el mercado, yo de momento me gusta mas las redondas del mercadona o las cuadradas del carrefour)
Un huevo para pintar los rollitos
Procedimiento:
Lo primero que haremos es cortar en juliana y reservar la col y las cebollas, asi como cortar en bastoncitos o cuadraditos segun os guste mas las zanahorias. Una vez toda la verdura preparada comenzaremos a guisarlas añadiendo y calentando un buen chorreon de aceite de oliva en un wok si lo teneis o una cacerla amplia. Una vez bien caliente el aceite añadimos la col, la cebolla y zanahoria, vamos rehogando de vez en cuando, le agregamos sal al gusto, seguimos removiendo y cuando ya cambie de tono añadimos la carne picada, vamos moviendo bien para que se suelte y no se nos quede pegada, una vez la carne hecha añadimos pimienta molida, el azucar de caña y la salsa de soja (tener mucho cuidado con la sal y la salsa de soja pues puede quedarse muy salado, es mejor siempre ir poco a poco e ir probando). Una vez todo bien integrado ya solo nos quedara dejar enfriar la masa y rellenar los rollitos, iremos agregando unas dos cucharadas aproximadamente por rollito (segun se quieran de grandes) en un extremo de la hoja de la masa (bien sea redonda o cuadrada), dejando los bordes libres para doblarlos posteriormente,y a modo de rollo se le ira dando una vuelta y con la ayuda de un pincel vamos pintando con huevo batido los extremos para doblarlos hacia el centro, y seguimos pintando y doblando hasta el final (ver fotos del blog paso a paso). Estos rollitos una vez hechos se pueden freir en aceite de oliva, o ponerlos en la bandeja del horno con unas pinceladas de aceite de oliva. Tambien se pueden hacer los rollitos y congelarlos para cocinarlos otro dia. Yo cuando me pongo suelo hacer bastante cantidad y congelo para proximas veces. Esperando que os guste hasta la proxima.

Rollitos de bacon y datiles con queso

Una receta sencillita, rapida y que nos ayudara a sorprender a la familia, amigos o visita que tengamos. Rollitos de bacon y datiles con queso. Os dejo el paso a paso

Ingredientes:

Datiles (si son sin hueso mejor, sino habria que quitarselo)
Lonchas de bacon
Queso de untar (yo use light de hacendado)

Procedimiento:

Lo primero que tendremos que hacer es hacerle una raja al datil sin llegar a cortarlo del todo, con la ayuda de una cucharadita o cuchillo rellenamos el interior de queso de untar y lo cerramos, seguidamente lo liaremos en una loncha de bacon, si es muy grande pues la cortamos por la mitad y tendremos para dos datiles, una vez todo liado lo pincharemos con un palillo de dientes, yo suelo poner dos por palillo. Una vez todos los rollitos terminados los colocamos en un plato y lo metemos en el microondas unos minutillos, segun la potencia del micro hasta que veamos que se ha cocido el bacon por fuera. Y listo para servir. Como vereis es una receta rapida facil y sencilla. Esperando que os guste hasta la proxima.