Arroz caldoso con bogavante y gambas

 

Por fin llego el dia que me decidi a realizar esta maravillosa receta. Arroz caldoso con bogavante y gambas. Son muchas las veces que lo he visto en los restaurantes y a un precio algo razonable y no muy economico, hoy entiendo su porqué, debido a la elaboracion que tiene y los ingredientes que lleva.
Asi como comentaros que hay muchas recetas y formas de hacerlo segun he leido y visto por internet. Yo os dejo la mia, la que he ido cogiendo de una y otra receta hasta llegar al siguiente paso a paso. Antes de continuar quiero deciros que si compramos el bogavante congelado es bastante mas economico aunque algunos puedan decir que no es lo mismo. El sabor es muy parecido y nos da el apaño. Yo lo compre congelado y os puedo decir que si seguiis el paso a paso de la receta os saldra una receta impresionante con un sabor y olor exquisito. Todo un manjar. Repetiremos seguro.

Ingredientes:

Un bogavante
300 gr d gambas peladas
Un vaso de arroz
Un vasito de brandy
Media cucharadita de pimenton de la vera
Media cucharadita pequeña de colorante alimentario
2 tomates
6 o 7 dientes de ajo
Una cebolla
Una Ñora o carne de pimiento choricero (2 cucharaditas)
Azafran en hebra
Una cayena ( opcional o sustituir por pimienta molida)
1’5 litros de caldo de pescado
2 hojas de laurel
1 pimiento verde
Aceite de oliva
Sal

Procedimiento:

Lo primero que haremos es prepararlo todo, empezando por pelar, picar muy chiquito y reservar los dientes de ajo, la cebolla y el pimiento verde. El tomate tambien lo podeis picar, yo lo pelo y paso por la batidora. El siguiente paso es cortar y preparar el bogavante para lo cual hay varias formas de hacerlo, lo normal es quitarle las pinzas y hacerle un corte longitudinal desde la cabeza a la cola y abrir en dos, separando la cabeza del cuerpo. Si es muy grande el cuerpo se suele cortar despues en trocitos, aprovechando las anillas y pliegues de la piel. En mi caso como es medianito solo lleva la separacion de pinzas y cabeza y abiertas todo por la mitad, como se puede ver en las fotos. Golpeando con un mazo o reves del cuchillo en las pinzas para que se puedan abrir y pelar tambien. Otra cuestion a tener en cuenta es con qué abrir y preparar el bogavante, segun he leido por internet con el cuchillo nos soltara mucho jugo, el cual tendremos la precaucion de aprovecharlo para el guiso y si no tenemos cuidado podemos machacar y maltratar el producto, sin embargo me llamo la atencion un truquillo que vi y es hacerle los cortes con unas buenas tijeras de cocina, primero por un lado de la piel y una vez abierto se corta por el otro abriendose en dos, de esta manera se desperdicia mucho menos y se mantiene su jugo, como se suele decir sobre gustos colores.

Despues de dicha aclaracion procedemos a continuar con la receta, para lo cual el siguiente paso seria en una cazuela de hierro fundido añadiremos un buen chorreon de aceite de oliva y agregamos el bogavante cuando el aceite este bien caliente con la piel hacia abajo primero, pasado unos dos o tres minutos y cuando nos cambie de color le damos la vuelta, ya observareis el aroma que os deja en la cocina, pasados otros dos o tres minutos los sacamos y reservamos, en el mismo aceite y aprovechando el jugo que suelta pasamos a sofreir los ajos picados, cuando comiencen a dorarse añadimos la cebolla, seguimos pochando hasta que nos tome un color amarillo a trasparente, añadimos el pimiento verde y la guindilla o cayena (si no os gusta mucho el picante podeis sustituir dicho paso por una poca pimienta molida), seguidamente una vez bien hecho el pimiento añadimos las dos cucharaditas pequeñas de pimiento choricero (si lo que teneis es ñora tendreis que previamente haberlo hidratado en agua un par de horas antes y antes de agregarlo al guiso quitarle la piel, como es mucho mas laborioso yo opte por la pulpa de pimiento choricero, que la venden ya en botes).
Continuamos moviendo el sofrito y agregamos media cucharadita de pimenton de la vera y movemos seguidamente para que no se queme, sin pasarse en cantidad pues su sabor es muy intenso y camuflaria otros sabores, una vez bien integrado y sin que pase mucho tiempo añadimos el tomate triturado y las hojas de laurel, sofreimos el tomate unos minutos, sal al gusto sin pasarnos pues despues el caldo llevara su toque de sal, agregamos el vasito de brandy y lo flambeamos, para lo cual tendremos la precaucion de que no este la campana extractora encendida (para dicho guiso se puede flambear metiendole fuego o simplemente dejar que se evapore el alcohol).
Una vez quemado o evaporado el alcohol añadimos unas hebras de azafran, eso intensificara el sabor del arroz y le dara algo de color, a continuacion agregamos las gambas peladas e integramos con el sofrito durante unos minutos. Pasado dicho tiempo agregamos el arroz y sofreimos moviendolo de vez en cuando unos dos o tres minutos para que se selle el grano
(para dicho arroz recomiendan un arroz de grano redondo). A continuacion nos queda agregar media cucharadita de las pequeñas de colorante alimentario para darle ese toque mas amarillento del propio y clasico arroz, pero sin pasarnos pues ya toma un poquito con el azafran en hebra, seguidamente el caldo de pescado y cuando comience a hervir tomaremos en cuenta el tiempo para que pasado unos 12 minutos aproximadamente agregar el bogavante y su jugo previamente reservado, movemos de vez en cuando y cuando lleve unos 17 minutos apartamos, dejamos reposar tapado unos 3 minutos y listo para comer, hay que tener en cuenta que para que sea caldoso yo use por cada vaso de arroz seis vasos de caldo de pescado, con estas cantidades no fallara y os quedara caldoso. Espero que os guste y hasta la proxima.

Arroz caldoso con pulpo y gambas

Volvemos con otro arrocito, pero esta vez caldoso y con pulpo, no se si habra muchas formas de hacerlo pero os aseguro que si seguiis estos pasos el exito esta asegurado. Riquiiisimo para mi gusto. Arroz caldoso de pulpo y gambas.

Ingredientes:

Un pulpo entero fresco (previamente congelado)
2 o 3 hojas de laurel
5 o 6 dientes de ajo
Media cebolla grande o una mediana
2 tomates grandes o 3 medianos
1 pimiento verde grande
350 gr aprox de gambas peladas
Una pastilla de caldo de pescado
Una cucharadita de preparado de paella (hacendado)
Un vasito de vino blanco
Arroz
Aceite de oliva
Sal

Procedimiento:

Lo primero que haremos es lavar bien el pulpo, como ya he comentado en otras recetas el pulpo debe ser congelado al menos 48h, para que despues salga tierno al cocerlo y ya evitamos el tener que golpearlo como cuentan por ahi. Bien una vez bien lavado todos sus tentaculos y quitarle bien la suciedad que tenga y quitados los ojos, vaciado el cuerpo y quitada la boca procederemos a cocerlo. Para ello pondremos una olla grande con agua, un puñadito de sal y las hojas de laurel, cuando este el agua hirviendo comenzaremos a lo que se llama asustar el pulpo, para ello lo introduciremos y sacaremos tres veces y despues ya lo dejamos que hierva hasta que se ponga tierno, segun me explicaron esto se hace asi para que la piel del pulpo se pegue y no se deshaga. Yo este pulpo que peso 1200 gramos aproximadamente lo tuve hirviendo unos 40 minutos. Siempre teniendo en cuenta el truquillo de ir pinchandolo con un palillo de madera de los de pinchitos. Cuando se pinche facil y no ofresca mucha resistencia al pincharlo por varias partes estara listo y tierno. Importante el dejarlo que se enfrie en ese mismo caldo que despues usaremos para el arroz. No enfriarlo en agua.
Mientras se enfria el pulpo vamos preparando el sofrito para lo cual picaremos muy chiquito y reservaremos los ajos, la cebolla, los tomates y el pimiento.
Una vez todo preparado comenzaremos a sofreir dichas verduras en una cazuela con un buen chorreon de aceite de oliva. Comenzando por los ajitos, cuando ya esten dorados agregamos la cebolla, pasado unos minutos y cuando tome un tono amarillento a transparente añadimos el pimiento verde, seguimos sofriendo y por ultimo añadiremos el tomate troceado o batido segun se quiera. Seguimos sofriendo todo junto y cuando este el tomate listo agregamos el pulpo previamente cortado a trocitos, incluida la cabeza. Vamos mezclando todo bien y le añadimos el vasito de vino blanco y la pastilla de caldo de pescado (esto ultimo opcional si os gusta, yo se la echo). Pasados unos minutos y cuando evapore el alcohol agregamos la cucharadita del preparado de paella y sal al gusto, dejamos reducir un poco y agregamos el arroz, yo para cuatro personas use un vaso de agua de los de 250 ml aproximadamente. Mezclamos el arroz unos minutos con el pulpo y el sofrito y a continuacion para que se quede caldoso hay que tener una relacion de 5 vasos de caldo del pulpo por cada vaso de arroz. Esto ultimo segun os guste mas o menos caldoso. Asi sale exquisito. Una vez que empieze a hervir debemos moverlo de vez en cuando durante 15 o 17 minutos estara el grano casi casi tierno del todo. Este es el punto de apagarlo. Ya que al reposar unos minutillos con la calor de estar hirviendo se termina de poner el grano tierno. Como lo dejeis al punto despues se pasara mientras llega al plato. Yo lo hago asi y os aseguro que quien lo ha probado y le gusta el arroz caldoso sale bueniiisimo. Un poco antes de apagarlo cuando llevamos unos 13 minutos le agregamos las gambas peladas, ya que estas no necesitan mucha coccion, sino se nos quedarian muy encogidas. Probarlo y ya me contareis. El caldo del pulpo le da un toque muy intenso

Vieiras en salsa de champiñones

Una receta muy rica, facil y casera para la epoca navideña que se aproxima. Vieiras en salsa de champiñones. Os dejo su paso a paso como siempre.

Ingredientes:

Una bolsa de aproximadamente un kilo de vieiras limpias (yo las compro congeladas)
6 O 7 dientes de ajo
Una cebollaa mediana
Un brick de leche evaporada o nata para cocinar
Una cucharadita de nuez moscada
Aceite de oliva
2 latas de champiñones
Una poquita de pimienta molida
Sal
Queso rallado para gratinar

Procedimiento:

Comenzaremos como siempre por el sofrito para realizar la salsa de champiñones, para ello picaremos muy chiquitos y reservaremos los ajos y la cebolla, para despues sofreirlos en una sarten con un buen chorreon de aceite de oliva. Por otro lado lavamos y enjuagamos las vieiras por si tuvieran tierra y las dejamos un ratito en agua. A continuacion una vez dorados un poco los ajos y pochada la cebolla añadimos los champiñones laminados y sal pimentamos al gusto para continuar con la salsa. Sofreimos unos minutos, añadimos la nuez moscada y la leche evaporada o nata, movemos de vez en cuando con la precaucion de que no se nos pegue o queme, cuando pasado unos minutos comience a espesar apartamos y pasamos todo por la batidora, para que se nos quede como una bechamel espesita. Por otro lado colocamos las vieras en un recipiente apto para microondas (yo use uno de barro) y lo metemos unos 4 o 5 minutos (segun la potencia de vuestro micro). La idea es cocerlas un poquito, una vez cocidas le quitamos el caldito que sueltan y en el mismo recipiente bien extendidas las cubrimos con la salsa de champiñones. Llegado este punto solo nos quedara añadirle queso rallado por encima y gratinar en horno unos siete o diez minutos hasta que veamos que se empieza a dorar y que se haya fundido el queso. Como veis una receta sencilla y riquisima para un momento especial. Esperando que os guste hasta la proxima

Berenjenas rellenas de frutos del mar

Otra receta casera, facil y sencilla. Berenjenas rellenas de frutos del mar. La podeis hacer de muchas maneras, con carne picada, con atun y tomate..etc etc. Todo es cuestion de imaginacion y gustos. Yo estas para variar un poco las he hecho como las hace mi madre ultimamente, yo siempre las he rellenado de carne picada y tomate o las de atun, pero para daros otra idea ahi va el paso a paso como siempre.

Ingredientes:
6 o 7 dientes de ajo
Un puerro
Una cebolla medianita
Tres berenjenas grandes
10 o 12 barritas de palitos de cangrejo (algunas marcas especifican sin gluten)
Un buen puñado de gambas peladas
200 gr de tomate frito
Aceite de oliva
Sal
Queso rallado para gratinar

Procedimiento:
Lo primero que haremos es picar muy chiquito y reservar los ajos, el puerro y la cebolla, por otro lado lavamos bien las berenjenas y las cortamos por la mitad y las vaciamos dejando muy poquito pegado a la piel con la ayuda de un cuchillo y cuchara (como si le dieramos la forma de una barquita, teniendo la precaucion que no se nos rompa por ninguno de los extremos para que no se abran luego del peso).
Una vez todas las berenjenas vaciadas, las rociamos con un poquito de aceite y las metemos vacias en la bandeja del horno a unos 150 grados.
Mientras seguimos preparando la receta picando muy chiquito y reservando los trozos de berenjena que hemos vaciado, a continuacion picamos los palitos de cangrejo y las gambitas.
Una vez todo preparado ya solo queda comenzar a cocinar el relleno, sin perder de vista las que tenemos en el horno hasta que tomen un poco el color doradito y hechas, para que se puedan comer si se quiere hasta con piel. Para continuar en una sarten grande sofreimos los ajitos hasta dorar en un buen chorreon de aceite de oliva. Seguidamente le añadimos la cebolla y el puerro. Vamos removiendo todo y cuando ya tenga un tono doradito añadimos la berenjena reservada y picada anteriormente, añadimos una poquita sal y vamos rehogando con el sofrito, pasados unos minutos y que veamos que se nos ha hecho la berenjena bien y esta integrada con el resto de los ingredientes anteriores, le agregamos el tomate frito y lo seguimos rehogando durante unos minutillos, llegado este punto le añadimos los palitos de cangrejo troceados, los vamos moviendo y pasados unos minutos añadimos las gambitas troceadas, mezclamos un poquito y apartamos del fuego, con la calor acumulada y despues en el horno se terminaran de hacer. Ya solo nos quedara rellenar con una cuchara las berenjenas y cubrirlas bien de queso rallado. Se meten unos minutos en el horno a 180 grados y cuando se nos gratine el queso estaran listas para comer. Tambien se pueden cubrir con bechamel y queso, añadirles salmon ahumado, bacalao….en fin lo dicho sobre gustos…
Esperando que os guste hasta la proxima

Coquinas a la marinera

Una exquisita receta que no quiero dejar pasar y ha tocado hoy compartirla con ustedes, es verdad que no en todas las partes quizas se encuentren las coquinas, pero en su defecto lo podeis hacer con almejas, hoy detallare mi receta, las coquinas a la marinera.

Ingredientes:
Un kilo de coquinas
10 o 11 dientes de ajo
Un manojo de perejil fresco o un puñado de perejil picado
Un vaso de vino blanco
Sal
Aceite de oliva

Procedimiento:
Lo primero que haremos es dejar las coquinas en agua con un puñado de sal, para que suelten la posible arena que tengan, yo suelo dejarlas mas de dos horas, cambiandole el agua alguna vez y volviendo a echarle sal. Mientras vamos picando muy chiquito el perejil si lo teneis fresco y los dientes de ajo. Seguidamente ya podemos comenzar añadiendo a una sarten un buen chorreon de aceite de oliva, cuando este caliente doramos los ajitos picados anteriormente, una vez llegado a este punto agregamos el vaso de vino blanco, el puñado de perejil y una poquita sal, lo movemos y estamos pendientes no vaya a quemarse, cuando se evapore el alcohol y se quede casi reducida la salsa del todo le añadimos las coquinas bien enjuagadas, y unos minutillos despues estaran abriendose, para lo cual lo iremos moviendo de vez en cuando y en poquito tiempo estaran hechas, si las dejamos mucho tiempo se nos encogeran mucho y no estaran jugositas. Un platito para compartir muy tipico de la zona costera. Esperando que os guste hasta la proxima.

Mejillones a la vinagreta

Y para continuar con la receta que inicie a medias con los mejillones a la salsa de champiñones, hoy mejillones a la vinagreta, un plato rico, facil, sencillo y muy sano.

Ingredientes:
1 kg de mejillones (una malla)
1 tomate grande
1 pimiento verde grande
1 cebolla mediana
Sal
Aceite de oliva
Vinagre de vino o manzana

Procedimiento:
No suelo repetir fotos de otras recetas, pero como bien digo cuando pongo a hervir mejillones lo suelo hacer en mas cantidad para las dos recetas, la anterior fue en salsa de champiñones con queso gratinado y ahora estos a la vinagreta. Esta ultima es mas sencilla y rapida, solo debemos lavar, picar y reservar todo muy picadito la cebolla, el pimiento y el tomate, lo mezclamos muy bien en un bol y le añadimos sal, vinagre y aceite, como si de un picadillo se tratara y reservamos, por otro lado se lavan y limpiamos los mejillones para ponerlos al vapor en una olla tapada. Esta vez no le añadi ni limon, ni el chorreon de vino blanco ni las hojas de laurel, tan solo los mejillones ya que iban a ser usados para otra receta tambien. Bien una vez pasados unos minutillos de empezar a abrirse y no dejandolos mucho tiempo pues se encogen mucho los retiramos del fuego y los dejamos enfrir. Los abrimos y reservamos en una de las cascaras, con la ayuda de una cucharadita los vamos rellenando con la vinagreta y los colocamos en la fuente donde los vayamos a servir. Y listos para comer, como ya veis una receta muy facil y rapida pero a la vez muy buena y rica.

Mejillones en salsa de champiñones con queso gratinados

Es bueno cambiar de aires y de lugares, ver sitios nuevos, probar nuevos platos y aprender de ellos para llevarlos a nuestra mesa, y asi cambiar y ampliar nuestros conocimientos gastronomicos, asi como modificarlos y hacerlos a nuestra manera. Os dejo una receta sencillita que vi por ahi en una mejilloneria, la probe, me gusto y saque mis conclusiones para hacerla igual o parecida. Hoy mejillones en salsa de champiñones con queso gratinados al horno. Os dejo como siempre todo su paso a paso.

Ingredientes:
1 Kg de mejillones (una malla)
Una lata de champiñones laminados
Una cebolla mediana
3 dientes de ajo
Una poquita nuez moscada
Pimienta molida
Sal
Aceite de oliva
200 ml de nata para cocinar
queso rallado

Procedimiento:
Lo primero que haremos es lavar, limpiar y preparar los mejillones para ponerlos al vapor, antes de nada quiero decir que suelo hacer mas cantidad para poner otros de otra forma, por ejemplo a la vinagreta con lo cual suelo preparar dos kilos, para ello bajo el grifo le quitamos toda la suciedad que podamos quitarles que tengan pegados y los ponemos al fuego para cocinarlos en una olla tapada, teniendo la precaucion de que cuando veamos que se empiezan a abrir unos minutillos despues estaran listos, no dejarlos mucho tiempo ya que lo unico que haremos es dejarlos cocer demasiado y se encogeran mucho, como siempre os digo hay mucha variedad en el mundo de la cocina, hay quien los pone a hervir con unas hojitas de laurel, otros con trocitos de limon, hay quien le añade un chorreon de vino blanco… yo esta vez los puse solos a hervir, sin añadirle nada. Una vez apartados del fuego dejamos enfriar mientras vamos preparando la salsa, para lo cual comenzaremos picando muy chiquito los ajos, la cebolla y los champiñones. Llegado este punto podemos comenzar a cocinarla. Para lo cual comenzaremos dorando los ajitos en un buen chorreon de aceite de oliva, seguidamente añadimos la cebolla y vamos moviendo hasta que se poche y tome un tono amarillento transparente, continuamos agregando los champiñones picados, salteamos con el sofrito y salpimentamos al gusto, añadimos el brick de nata para cocinar y removemos de vez en cuando, añadimos una poquita de nuez moscada y en unos minutos estara lista la salsa, yo para dejarla mas fina la pase por la batidora. Por otro lado una vez frios los mejillones los abrimos y los reservamos en una de las cascaras, para despues uno a uno y con la ayuda de una cucharadita pequeña ir rellenandolos y colocandolos en el plato que vayamos a meter en el horno o micro. Por ultimo una vez todos rellenos y cubiertos con la salsa, le agregamos por encima queso rallado y lo ponemos a gratinar hasta que veamos que toman un color doradito. En mi caso y dado el microondas horno que tengo me tardo unos diez minutos. Todo un platazo que os recomiendo que probeis, como ya dije es bueno cambiar y no siempre comerlos igual.