Bomba barceloneta

Hoy os enseñare la receta que llevaba tiempo queriendo hacer, es muy tipica de barcelona segun he leido por internet. Y por fin me decidi. Los pasos a seguir los he cogido de un blog de cocina. Yo os pondre detallado como siempre su paso a paso que he realizado. Estan exquisitas.
Estas cantidades que pongo es para el dia y congelarlas unas pocas para otra ocasion.

Ingredientes:

1´250 kg de patatas
300 gr de carne picada (en mi caso de ternera)
Medio vaso de vino blanco
Un huevo batido
Una cebolla mediana
Pimienta molida
Dos cucharadas de harina o maicena (para hacer la receta sin gluten)
Aceite de oliva
Sal
Para el rebozado:
Dos huevos batidos
Pan rallado
Acompañar las bombas con mahonesa de ajo y salsa brava, o vuestra salsa favorita

Procedimiento:

Lo primero que haremos es hervir las patatas en abundante agua, hasta que al pincharlas esten tiernas (aproximadamente una hora). Por otro lado picaremos o rallaremos la cebolla y la sofreiremos en una sarten con un poquito de aceite de oliva, una vez pochada se le añade la carne picada y se mueve bien para que no se nos quede en grumos, es decir para que se quede bien suelta, añadimos sal y pimienta al gusto y el medio vaso de vino blanco, y vamos moviendo hasta que reduzca, seguidamente y una vez enfriadas un poco las patatas las pelaremos y en un bol grande las haremos pure con un tenedor, le añadimos el huevo batido y las cucharadas de harina y movemos bien toda la masa, agregaremos la carne y sal a la masa, moviendo bien durante un rato para que se integre bien por todos los lados, si se quedara por un casual muy reseca la patata se puede añadir un chorreon de leche, en mi caso no hizo falta.
Una vez preparada la masa y dejada reposar unos minutos pasamos a formar bolas del tamaño de una pelota de golf aproximadamente, como si de una croqueta grande pero redonda, las pasamos por el huevo batido y por el pan rallado y dejamos colocadas en una bandeja. Ya estaran listas para freir o poner en el horno, o para congelarlas.

Si se quieren poner en el horno para que tengan menos aceite y por lo tanto menos calorias se colocan en una bandeja de horno y se pintan con aceite de oliva y se meten en el horno previamente precalentado a 180 grados. El sabor es tambien muy bueno y menos calorico.

Cochinillo al estilo segoviano

Vuelvo con una receta que tenia ganas de hacer desde hace tiempo, su sabor me trasporta a otra epoca y lugar… que recuerdos por tierras segovianas. Cochinillo al estilo segoviano. Como el que probamos en el propio Meson Candido de segovia. Indagando por internet este año me propuse hacerlo y ver si salia igual, esa piel tostadita que cruje y se rompe como las patatas fritas….y esa carne jugosa y tierna con su sabor inigualable. Os dejo todo el paso a paso que vi de un video por internet.

Ingredientes:

Cochinillo lechal (en este caso medio)
Sal gruesa
Manteca de cerdo
Agua

Para acompañar si se quiere
8 patatas medianas
Ajo molido (opcional)
Sal
Aceite de oliva
Un chorreon de vino blanco

Procedimiento:

Para el acompañamiento yo hice unas patatas al horno, para ello las pelo y parto a rodajas, le añado sal, un poquito de ajo molido y un chorreon de aceite. Cuando llevan unos minutos en el horno le añado un chorreon de vino blanco (no mucho) y las dejo a 180 grados hasta que se doren al gusto del consumidor.

Para el cochinillo.

Esta receta es facil de elaborar aunque se lleva su tiempo de coccion (aprox 3 horas). Lo primero que haremos es lavar y secar bien el cochinillo, con la ayuda de un objeto punzante pincharemos un poquito la piel sin llegar a profundizar mucho para que despues no se salga por ahi los jugos, agregamos sobre todo por la parte interior sal gruesa, haciendo mas incapie en las zonas mas grandes como las patas. Cogeremos un recipiente y colocaremos unas tablillas (en mi caso coloque unos tenedores y paletas de madera), la idea es para cuando lo vayamos a colocar en la bandeja con la piel hacia abajo no se pegue y se nos pueda romper al darle la vuelta. Asi que una vez colocado y centrado en el recipiente con la piel hacia abajo le añadimos un dedo aproximadamente de agua siempre sin que llegue a dar en la piel, con papel de aluminio taparemos bien las patitas y oreja para que no se nos quemen. Le podemos untar una poca de manteca en la parte que da hacia arriba, llegado a este punto lo meteremos al horno precalentado a 180 grados aproximadamente una hora y media (segun el peso), cuando veamos que la parte mas magra esta hecha lo sacaremos del horno (nos fijaremos en la zona de la pata trasera que es la mas carnosa) y le daremos la vuelta, con la ayuda de una brocha le untaremos bien por toda la piel la manteca de cerdo, esta la he derretido unos segundos en el micro, para que sea mas manejable. Y volveremos a meter al horno otra hora y algo ya controlando que se va tostando la piel y vigilando que no llegue a faltar agua en el recipiente, esta agua junto con los jugos que suelta sera la salsa para acompañar en el plato. Pasado dicho tiempo y que veamos que la piel esta bien doradita ya lo podremos sacar. Un exquisito plato que repetire seguramente. Esperando que os guste hasta la proxima.

 

Hamburguesas de ternera (sin gluten)

Hoy toca otra receta casera, hamburguesas de ternera. Seguramente habra muchas formas y aliños diferentes, yo os dejo como hice estas y como siempre su paso a paso.

Ingredientes:
1kg de falda de ternera
1 cebolla mediana
2 dientes de ajo
Una cucharadita de albahaca picada
Una cucharadita de oregano
Una cucharadita de sal
Una cucharadita de perejil picado
Una cucharadita de cilantro en polvo
Media cucharadita de pimienta molida
Un huevo mediano
2 cucharaditas de mostaza

Procedimiento:

Yo lo primero que hice fue lavar y picar la carne, este paso os lo podeis saltar si la comprais ya picada. Yo suelo pasar dos veces la carne picada por la maquina para que nos quede mas fina. Con este paso nos aseguramos que al hacerlas en casa no hay contaminacion cruzada por el gluten. Seguidamente picaremos la cebolla y los ajos, y prepararemos el resto del aliño, es decir la cucharadita de albahaca picada, oregano, sal, perejil picado, cilantro en polvo y pimienta molida. Una vez todo preparado y la carne ya picada solo queda mezclar en un bol todos los ingredientes antes mencionados asi como añadirle las dos cucharaditas de mostaza y el huevo, se mueve todo muy bien hasta que quede bien homogenizado y dejamos reposar la masa durante una media hora aproximadamente. Pasado este tiempo y con la ayuda de un molde vamos cogiendo bolitas de la carne y dandole forma. Si no teneis molde pues con las manos o algun recipiente que tengais que os pueda servir para que queden redonditas, estas que yo hice vienen pesando unos 100 gr. Ya solo quedan separarlas por papel de horno y listas para guisar o congelar.

Nuggets caseros pavo pollo (sin gluten)

Por fin me decido a hacer esta receta, hace tiempo que la vi por internet y dado la dificultad de encontrarlos y el coste me decidi a hacerla yo. Os la recomiendo Nuggets de pavo y pollo sin gluten. Se pueden congelar para cuando se vaya a comer. Yo esta vez para hacer la prueba hice aproximadamente medio kilo. Dado el resultado repetiremos y haremos mas.

Ingredientes:

Media pechuga de pollo, esta peso aprox 200gr
Unos trozos de pechuga de pavo (solomillo de pavo de hacendado aprox 300gr)
50 gr de miga de pan (yo use un bollito de 50gr de panceliac)
50 gr de queso de untar o cuatro quesitos
1 o 2 dientes de ajo
50 ml de leche
Una poquita pimienta molida
Una cucharadita de sal
Un ramillete de perejil o una cucharada del picado
2 huevos medianos para el rebozado
pan rallado para el rebozado (yo use del rebozado crujiente CRUNCHY CRUMBS esgir, SIN GLUTEN)

Procedimiento:

Como siempre empezaremos por preparar todos los ingredientes, yo la carne la pique con la maquina y la pase dos veces para que se quede mas fina, este paso como otras veces os digo que os lo podeis saltar si se compra picada o si la picais en la tm31. Asi como comentaros que en vez de miga de pan, pique un bollito entero de panceliac, ya que esta corteza es muy fina y no se aprecia.
Bien lo primero que haremos es picar a golpes de turbo en la thermomix el bollito de pan de 50 gramos o unos segundos a velocidad 5. Seguidamente añadiremos los ajos troceados, el perejil picado y los 50 gramos de leche, mezclaremos 5 segundos velocidad 6, bajaremos con la ayuda de la espatula los restos pegados hacia abajo. A continuacion añadimos la carne picada, la cucharadita de sal, la pimienta molida y programamos 15 segundos a velocidad 5, para que se mezcle bien todo, trascurrido dicho tiempo volvemos a bajar lo que se queda pegado en las paredes y añadimos los cuatro quesitos, para terminar la masa solo nos quedara programar 15 segundos a velocidad 5 y reservaremos en un bol, con la ayuda de una cuchara iremos formando bolas, las cuales aplastaremos en la palma de la mano para darle forma, yo os recomiendo que para que no se pegue la masa en la mano os junteis de vez en cuando un poquito de aceite de oliva. Una vez dada su forma la pasamos por huevo batido y a continuacion por el pan rallado. y lo dejaremos en un papel de horno. Una vez terminada con toda la masa ya solo nos quedara o bien congelarlos para otro dia, freirlos en aceite de oliva o como yo suelo hacer, ponerlos en el horno, con un chorreoncito de aceite de oliva, una vez dorados por ambos lados estaran listos para comer acompañados de una rica salsa como ketchup, mostaza, mahonesa…etc etc

Si no se dispone de thermomix simplemente se trata de sustituir unos pasos por la mezcla de todo paso a paso en un bol y con la ayuda de un tenedor o varillas, previamente habiendo picado la carne en una picadora.

Todo un manjar que no tiene nada que envidiar a los que se compran. Es mas a mi parecer son mejores dada la satisfacción que han sido realizado por nosotros.

Pollo en salsa de almendras

Hoy os muestro otra receta diferente, para variar un poco y no comer siempre igual, pollo en salsa de almendras, antes de continuar quiero comentar que esta misma salsa de almendras seguramente hay quien la hace de otra manera o cambiando algun ingrediente, en la variedad esta el gusto, yo os aseguro que esta esta riquiiisima.

Ingredientes:
Un pollo entero troceado
Un vasito de vino blanco
Una cebolla mediana
Un brick de nata para cocinar de 200ml
Una pastilla de avecren
3 hojas de laurel
Una cucharadita de colorante (opcional)
Una rebanada de pan
2 tomates medianitos
Pimienta molida
7 dientes de ajo
Un puñadito de almendras
Aceite de oliva
Sal

Procedimiento:
Lo primero que haremos como siempre es preparar todo el sofrito, comenzamos pelando y cortando a laminas los dientes de ajo y reservamos, seguimos cortando la cebolla a trocitos pequeños una vez pelada logicamente, continuamos con los tomates, o bien lo cortamos a trocitos con el cuchillo o pelamos y pasamos por la batidora, eso ya como querais. Bien una vez todo preparado pasamos a lavar, trocear y añadirle una poquita sal al pollo, una vez llegado este punto empezamos con el guiso echando en la olla un chorreon de aceite de oliva y cuando este bien caliente pasaremos a sellar los trozos de pollo, dandole unas vueltas hasta que veamos que esten bien sellados y reservamos, en el mismo aceite freimos la rebanada de pan y reservamos tambien. Si las almendras son crudas las freimos un poquito tambien, yo como las que tenia eran ya fritas pues paso al siguiente paso que seria dorar los ajitos reservados anteriormente en el mismo aceite, seguidamente añadimos la cebolla y la vamos moviendo hasta que tome un tono amarillento asi transparente, siempre os digo que muchas veces el exito de una buena comida esta en un buen sofrito bien hecho. Yo soy de los que opino que primero doramos un poquito los ajos si los dejamos demasiado blancos y añadimos la cebolla con el agua que suelta se cuecen mas que freirse, pero vamos a ya cada uno como mas os guste.
Una vez bien pochada la cebolla añadimos el puñadito almendras fritas, la rehogamos un poquito y añadimos el tomate pasado por la batidora, asi como sal al gusto y sofreimos hasta que se haga, le añadimos medio vaso de vino blanco, seguimos sofriendo y añadimos el brick de nata, moviendolo de vez en cuando con la precaucion de que no se nos queme, agregamos la cucharadita de colorante para darle un poquito de color amarillo (opcional) y la pastilla de avecren. El siguiente paso es pasarlo todo por la batidora añadiendo la rebanada de pan frita, si no esta muy liquida le podemos añadir una poquita agua. Y ya tendremos lista la salsa para cualquier plato, quien me enseño esta receta la usa tanto para carnes como para pescados.

En este caso continuamos agregando a la olla el pollo reservado y agregamos la salsa de almendras, tres hojas de laurel, una poquita pimienta molida y el otro medio vasito de vino. Cubrimos de agua y dejamos hervir hasta que se ponga tierna la carne, para lo cual habra reducido la salsa y listo para servir o bien solo o con patatas. Un plato como todos los que llevan salsas que si es de un dia para otro mejor que mejor. Os aseguro que es todo un manjar el cual seguro que tiene exito para cualquier acontecimiento. Prepararos para mojar sopas….

Conejo con tomate y patatas al horno

Otra receta para la coleccion y muy tradicional de toda la vida de nuestras madres y abuelas, facil rica y sencilla… Conejo con tomate y patatas al horno. Como siempre digo todo guiso hecho a fuego lento y pendiente de el como se debe exito asegurado. Esta receta se puede hacer de muchas formas e ingredientes, seguramente la habreis oido con algun cambio de ingredientes, o quizas con los mismos y alguno mas. En fin sobre gustos colores. Yo os dejo mi paso a paso como siempre.

Ingredientes:

Un conejo entero troceado
Una cebolla grande o dos medianas
7 u 8 dientes de ajo
3 hojas de laurel
Un vaso de vino blanco
Un pimiento verde
Una lata de tomate triturado de 1 kg aprox,(o de tomates naturales)
Sal
Una cucharadita de azucar
Aceite de oliva
Una poca de pimienta molida
Una cucharadita de cilantro molido (o en su defecto perejil picado)
Una cucharadita de nuez moscada

Procedimiento:

Comenzamos lavando bien los trozos de conejo previamente cortados. Por otro lado iremos preparando y reservando todo el sofrito, para ello picaremos o pasaremos por batidora o thermomix la cebolla, los ajos, el pimiento y tomates. Una vez todo preparado comenzaremos pasando la carne vuelta y vuelta para sellarla en un poquito de aceite bien caliente y reservaremos. Una vez todos los trozos bien pasados por todos los lados comenzaremos en ese mismo aceite a dorar los ajitos picados, una vez llegado a su punto añadiremos las tres hojas de laurel y la cebolla, seguiremos moviendo y pochando hasta que tome un color dorado a transparente. Seguidamente añadiremos el pimiento picado y una vez sofrito agregaremos el tomate triturado. Sofreimos el tomate a fuego lento, con cuidado de tenerlo tapado pues salpicara mucho, pasado unos minutos y que veamos que esta hecho el tomato añadimos sal al gusto y la cucharadita de azucar para rebajar la acidez. Continuamos moviendolo y añadimos los trozos de conejo, mezclamos bien y pasado unos minutillos añadimos el vaso de vino blanco, añadimos el cilantro molido, la pimienta y la nuez moscada. Removemos un poco y cubrimos de agua. Dejamos hervir a ser posible a fuego lento hasta que se ponga la carne tierna y reduzca la salsa de tomate moviendolo de vez en cuando, aunque tarde algo mas el resultado es espectacular. Prepararos para mojar sopas….
Como siempre os digo este tipo de comidas de un dia para otro esta mejor y mas rico, yo lo acompaño con unas patatas cortadas a gajos y al horno con un poco de sal y aceite para no abusar de los fritos. Espero que os guste si os animais a hacerlo y ya nos contareis…

Flamenquines y sanjacobos de pollo (sin gluten)

Hoy vuelvo con una receta muy típica cordobesa, Flamenquines y sanjacobos caseros de pollo (sin gluten). Aunque el relleno de estos en concreto llevan algo mas. Básicamente como podéis ver mas adelante el flamenquin es un rollito de carne con jamón por dentro. Pero como sobre gustos no hay nada escrito pues hay quien también le añade pimiento tanto rojo como verde, queso, gambas, chorizo, salchichas…etc etc. Yo estos de pollo es la primera vez que los hago, lógicamente al ser casero no es un rollito perfecto por todos los lados iguales, pero realmente lo que interesa es que no se deshaga y que este rico rico, estos os garantizo que han salido bueniisimoos. Además una vez mas y debido a la intolerancia al gluten en casa están hechos para los celiacos. Si no tenéis ese inconveniente pues solo cambiar algunos ingredientes por otros, es decir usar harina de trigo normal y pan rallado normal. Os dejo como siempre todo su paso a paso.

Ingredientes:
Unos filetes de pechuga de pollo (lo mas grandes posible)
3 huevos batidos
Harina sin gluten (yo use la de Beiker preparado panificable)
Pan rallado sin gluten (yo use de la marca panceliac)
Sal
Unas lonchas de jamón ibérico
Un tranchetes de queso Light por sanjacobo o flamenquin
Salchichas (opcional para el relleno)

Procedimiento:
Lo primero que haremos tanto para los flamenquines como para los sanjacobos es preparar la carne, ya os digo que use pechuga de pollo, pero también lo podéis hacer con otro tipo de carne, como por ejemplo cinta de lomo o de ternera….. Eso lo dejo a vuestro gusto.

Bien lo primero es usar un mazo para golpear la carne y extenderla, abrimos a modo de librito los filetes de pollo y entre bolsa de plástico que desliza mejor vamos golpeando y dejando la carne lo mas fina posible, le añadimos una poquita de sal, una vez todas preparadas pasamos a ir rellenando los sanjacobos, así que iremos colocando en la mitad de la base los trozos de lonchas de jamón y el tranchete de queso, para doblar por encima del queso el otro medio trozo de carne, como si estuviéramos cerrando un libro, procuraremos que el relleno no se salga de la carne para que nos pegue mejor un trozo con otro de carne. Ahora necesitaremos tres platos anchos. Por un lado pondremos en un plato harina (en mi caso la de sin gluten), batimos en otro plato los huevos, y en el tercero colocaremos el pan rallado. Una vez hechos los sanjacobos lo siguiente que haremos es pasarlos por harina, por ambos lados y los reservaremos unos minutos. Después los pasamos por el huevo batido y para finalizar por el pan rallado. Procuraremos hacerlo con cuidado por los bordes para que no se abran, hay quien le gusta darle dos pasadas iguales por el huevo y pan rallado, tambien hay quien no los pasa por harina y los emborriza directamente por huevo y pan rallado. Llegado este punto ya estarán listos para freír en aceite de oliva muy caliente o bien en freidora o en una sarten ancha. Lo pasamos vuelta y vuelta hasta que se doren y listos para comer.
La misma operación se hace con los flamenquines, abrimos el librito ya estirado a lo ancho, colocamos unas tiras de las lonchas de jamón, si queréis y os gusta pues se le pone unos trozos de tranchetes de queso y de pimiento rojo a tiras, si queréis hacer los clásicos y famosos flamenquines cordobeses solo con jamón. Una vez colocado el relleno vamos enrollando procurando que vaya bien ajustado hasta el final, hasta que se quede un cilindro. Procuraremos que los bordes estén algo vacíos para remeterlos y redondearlos. Y llegado este punto hacemos lo mismo que con los sanjacobos, los pasamos por harina, después por el huevo y por ultimo por el pan rallado. Una vez hechos todos estos pasos podéis o bien congelarlos para otros días o freírlos en abundante y muy caliente aceite de oliva. Aunque tiene su trabajo merece la pena, la recompensa de poder degustar un buen y casero sanjacobo o flamenquin. Un plato muy típico de mi tierra, el cual algo limitado en los bares y restaurantes sino tienen cocina para celiacos. Ya lo podéis hacer en casa…..