Tagarninas revueltas (sin gluten)

 

Hoy toca otra receta que se viene guisando desde hace muuchos años. Hoy haremos tagarninas revueltas. Quizas antes en la epoca de la posguerra no con tantos ingredientes como hoy dia pero si me cuentan que era muy socorrida en las casas, es una planta que crece en el campo silvestre por la zona mediterranea donde no haya muchas heladas, una planta rastrera que suele crecer a lo ancho y tiene espinas, conocida tambien como cardillo o cardo de olla, pero por andalucia se le llama tagarnina. Hay muchas maneras de guisarlas, revueltas, en tortilla, esparragadas, y en los guisos de potaje o cocidos..etc etc. Lo que antes era una verdura para salir del paso hoy dia se ha convertido en un plato de lujo en algunos restaurantes, segun me han comentado. Yo como siempre os dejo mi paso a paso.

Ingredientes:
Tagarninas (depende de los comensales)
Unos trocitos de chorizo
Unos trocitos de jamon iberico picado
Unos pocos de piñones crudos (opcional)
Una cucharadita de comino
Una poca de pimienta molida
Una cucharadita de pimenton dulce
Una poca de albahaca picada (opcional)
Un vasito pequeño de vino blanco
6 dientes de ajo
Una cebolla mediana
Un tomate triturado
Un vaso grande de caldo de haberlas hervido
4 huevos
Aceite de oliva
Sal

Procedimiento:
Lo primero que haremos es lavar bien las tagarninas una vez quitadas las hojas, es decir nos quedaremos solo con el tronquito, y lo cortaremos a trocitos pequeños como de un par de dedos, como si de esparragos se tratara, hay que darle varios lavados ya que es una planta muy pegada al suelo y suele tener mucha tierra, por eso el insistir en lavarlas muy bien unas pocas veces hasta que veamos que el agua esta limpia. Uno de los trucos que vi en la tele es una vez ya cortadas y tras varios lavados dejarlas en un recipiente grande con agua, como los trozos de tagarninas flotan a la hora de cogerlas para guisarlas las iremos cogiendo con cuidado de la parte superior y asi la posible tierra que le quedara se quedara en el fondo. Bueno una vez que estan preparadas, limpias y cortadas las ponemos a hervir durante media hora aproximadamente. Yo las hago asi, hay quien las deja en crudo y las cuece directamente con el sofrito, yo las hervi un poquito pero sin llegar a dejarlas tiernas del todo para que terminen de ponerse tiernas con el resto del guiso y aliños. Bien mientras estan hirviendo con una poca de sal vamos preparando y cortando muy chiquito los ajos, la cebolla, el jamon, y el chorizo, si teneis y quereis preparais tambien un puñaito de piñones limpios y en crudo. Llegado este punto comenzaremos sofriendo los ajos en un chorreon de aceite de oliva, seguidamente añadiremos la cebolla he iremos removiendala hasta que tome un color amarillanto a trasparente, una vez hecha agregamos los trocitos de chorizo y jamon, mezclamos un poquito y añadimos tambien los piñones, una vez todo bien integrado añadimos el tomate picado o media lata del que hay ya triturado, una vez que ya esta el tomate frito añadimos escurridas las tagarninas hervidas anteriormente, y vamos rehogando todo con el vasito de vino blanco. A continuacion pasado unos minutos añadimos las especies, para ello comenzamos añadiendo una poca de pimienta molida, seguimos con una cucharadita comino, otra de pimenton dulce, opcional se le puede añadir albahaca molida o fresca picada, le da un gusto muy bueno…. Volvemos a mezclar todo bien y añadimos el vaso grande de agua de haberlas hervido (siempre sera mejor que agua del grifo) hasta que se pongan tiernas y se reduzca el caldo. Se prueban y rectifican de sal, teniendo en cuenta que llevan chorizo y jamon hay que tener cuidado. Bien llegado este punto ya solo nos queda depende de la cantidad y comensales agregarle unos huevos y mezclarlos con la idea de que se rompan y cuajen con la verdura y el calor. Una vez todo bien mezclado estara listo para comer. Todo un manjar el cual quiero deciros que es la primera vez que las hago y no sera la ultima seguro… Probarlo y ya nos contareis.

Guacamole (sin gluten)

Hoy toca una receta que admite muchas muchas variantes, seguramente si la conocéis es posible que la hagáis pero con algún otro ingrediente. También depende del país se suele hacer de una u otra forma. La receta de la que hablo es el guacamole. Yo como siempre os dejo mi paso a paso y como lo hice salio rico ricooo. Exquisita para acompañar con unos nachos.

Ingredientes:

4 aguacates
1 cebolla pequeña
1 tomate
1 lima o limon
Unas hojas de cilantro
Unas gotas de tabasco (opcional)
Sal

 

Procedimiento:
Empezaremos por lavar, picar y reservar muy chiquito la cebolla, el tomate, y unas hojas de cilantro, seguidamente procederemos a preparar los aguacates, para ello la mejor forma de pelarlos es hacerle un corte por la mitad y separar una mitad, con un cuchillo le damos un golpe al hueso y se quedara levemente clavado en el, giramos el cuchillo y saldra solo el hueso, ya solo nos queda con la ayuda de una cucharadita pequeña introducirla por todo el filo y saldra el medio aguacate limpio entero de la piel. Cuando ya tengamos todos los aguacates en un plato con la ayuda de un tenedor lo iremos machacando segun la textura que deseemos. Hay a quien le gusta usar la tm31 o la batidora, pero a mi parecer se queda demasiado batido y parece un pure, a mi personalmente me gusta encontrar algun trocito de aguacate despues. Una vez que terminemos con los aguacates le agregaremos para que no se oxiden y se ponga oscuro el zumo de limon, le añadimos sal al gusto y lo mezclamos todo bien, por ultimo nos queda añadirle y mezclar bien el picado de tomate, cebolla y cilantro. Y estaria ya listo para acompañar por ejemplo unos nachos. Opcionalmente se le puede añadir unas gotas de tabasco si os gusta el pique, o una guindillita bien picada, como en casa no le gusta el pique a todo el mundo yo al final en mi plato le echo unas gotas de tabasco, lo muevo y ya tiene su toque picantito. Ya digo que esta receta admite muchos ingredientes, hay quien le añade jalopeños, chiles, pimientos…etc etc. Como siempre digo sobre gustos colores. Espero que os guste

 

Romanesco con patatas y alioli (sin gluten)

Cuantas veces he pasado en el supermercado por las verduras y me quedado mirando este tipo de verdura, mirar su nombre Romanesco, de apariencia muy bonita y pensaba que si estaria buena, a que sabra? Bueno pues no hay que quedarse con la duda, asi que compramos una y buscamos por internet algo sobre ella, como propiedades y tipos de recetas, y la verdad que no esta mal, en verdad para mi gusto esta muy buena, resulta ser un hibrido sino entendi mal entre coliflor y brocoli. Hay muchas recetas yo os dejo la primera que hice con ella, y como siempre su paso a paso. Muy facil, sana y rica. Romanesca con patatas y alioli.

Ingredientes:

Un romanesco
4 patatas pequeñas
Sal
Aceite de oliva
Vinagre
2 huevos
2 dientes de ajo
Perejil (opcional)
Aceite de girasol

Procedimiento:

Lo primero que haremos es lavar y poner a hervir las patatas en agua con una poquita sal hasta que esten tiernas. Por otro lado iremos cortando los tronquitos de uno en uno como la coliflor o brocoli. La pondremos a hervir unos 20 minutos. La verdad que como bien nos dicen en todos los medios la verdura mientras menos tiempo esten hirviendo menos vitaminas pierden, por lo tanto este tiempo es orientativo, lo suyo es probarlas y en el momento que esten un poco tiernas apartarlas del fuego. Una vez la verdura y las patatas tiernas y dejadas que se enfrien vamos mientras haciendo el alioli. Imagino que muchos de ustedes al leer esta receta del alioli os puede extrañar e igual ustedes la haceis de otra manera, esta esta muy rica y sobre gustos colores, siemplemente comentarlo pues el saber no ocupa lugar. En casa lo primero que hacemos es echar en el vaso de la batidora una poquita de sal, dos dientes de ajo chiquitos (sino picara y sabra mucho a ajo). Añadimos los dos huevos y comenzamos a batir sin mover mucho el brazo, por un lateral vamos echando poco a poco el aceite de girasol, cuando empiece a coger su textura, le añadimos un chorreon de vinagre y por ultimo un poquito de aceite de oliva, ya digo que no todos la hacemos igual, habra quien no le eche ni vinagre ni aceite de oliva, y opcional pero no tenia en este momento un poquito de perejil, a ser posible fresco. Bien una vez terminada la echamos en un recipiente y lista para acompañar nuestro plato. Ya solo nos queda cortar las patatas a trocitos y colocarlas en el plato asi como los trocitos de romanesco, salamos al gusto y le agregamos por encima el alioli. Como veis un plato rico, facil y muy sano. Espero que os guste y hasta la proxima

 

Cogollos al ajillo con anchoas y jamon (sin gluten)

Volvemos con otra receta muy típica de mi tierra. Una receta facil,muy rica, sencilla y saludable. Hoy toca cogollos al ajillo con anchoas y jamon. Otra receta que admite muchas variantes, si no quereis anchoas o el jamon pues no ponerselo, tambien he de decir que con salmon ahumado en lonchas tambien estan muy buenos…la verdad que admiten ser acompañados de muchas cosas, segun lo que tengais en casa y sino tambien estan muy buenos solo con el ajo, aceite y vinagre. Hay tambien quien le echa un poquito de pimenton dulce al aciete de los ajos… En fin sobre gustos colores. Os dejo el paso a paso

Ingredientes:
Unos cogollos de tudela
Un chorreon de vinagre de manzana o vino
Aceite de oliva
Sal
Unos 8 O 9 dientes de ajos (segun cantidad de cogollos)
Unas lonchas de jamon iberico o serrano (el que tengais)
Unas anchoas (dos por cada trozo de cogollo)

Procedimiento:
Lo primero que haremos es lavar bien los cogollos y quitarles las hojas exteriores que se vean mas feas, a continuacion cortarlos por la mitad y dejarlos en agua un ratito. Mientras por otro lado vamos pelando y picando los ajitos. Una vez todo preparado las lonchas de jamon a trocitos y las anchoas tambien listas pasaremos a freir en aceite de oliva los ajitos picados. Para ello cuando el aceite este caliente añadimos los ajitos y los vamos moviendo hasta que tomen un color doraito, con cuiado de que no lleguen a quemarse sino amargaran mucho. LLegado este punto ya solo nos quedara montar el plato para ello escurrimos bien las mitades de cogollos del agua y las colocamos en una fuente o plato grande, le añadimos un chorreon al gusto de vinagre, una poquita sal teniendo en cuenta que seran acompañados de algo salado como es el jamon a la plancha y las anchoas. A continuacion con una cucharadita pequeña vamos repartiendo los ajitos fritos y el aceite de oliva usado para freirlos, seguidamente le colocaremos un par de anchoas por trozo y pasamos por la misma sarten los trozos de jamon un poquito y seguidamente se los colocaremos por encima. Listo para degustar. Un rico entrante o primer plato que seguro que os gustara.

Revuelto de esparragos y champiñones (sin gluten)

Otra receta de verduras que esta muy rica y facil de hacer. Revuelto de esparragos y champiñones. Otra receta que como siempre digo puede admitir muchas variantes, siempre podreis cambiar o añadir algun ingrediente, segun lo que tengais por casa.

Ingredientes:
Dos manojillos de esparragos verdes
Una cebolla
Una lata de champiñones laminados
Unas lonchas de jamon serrano
Dos huevos
Aceite de oliva
Sal
Pimienta molida (opcional)

Procedimiento:
Lo primero que tendremos que hacer es cortar a trozos los esparragos (siempre la parte tierna, yo suelo doblarlos por donde mas o menos quiero cortarlos y dejo que se partan solos en cuanto al doblarlo no se rompa eso ya estara duro), una vez todos los esparragos cortados los pondremos a hervir en agua hasta que se cuezan y se pongan tiernos. Mientras tanto vamos cortando a trocitos las lonchas de jamon y la cebolla. Una vez tiernos los esparragos y apartados del fuego y escurridos del agua empezaremos sofriendo la cebolla en un poquito de aceite de oliva, cuando ya tenga un color doradita añadimos los esparragos, los vamos sofriendo y mezclando con la cebolla, añadimos sal al gusto y una poquita pimienta molida si se quiere sino pues solo sal, cuando ya estan los esparragos casi hechos le agregamos la lata de champiñones laminados y los trozos de jamon, mezclamos todo bien y ya casi al apartarlo del fuego le agregamos los huevos por encima y apagamos el fuego, rompemos y mezclamos bien los huevos ya con solo la calor que tiene el propio guiso para que se quede mas jugoso y no se quede el huevo demasiado hecho como si fuera tortilla, de esta manera tendra un color blanco y no amarillento. Para mi gusto esta mas sabroso asi, pero como siempre digo sobre gustos colores. Otra variante podria ser los champiñones frescos en vez de lata, añadirle unos dientes de ajo al sofrito, añadirle unos guisantes..etc etc todo lo que se os ocurra y os guste. Asi es una receta sencilla y rapida de hacer.

 

Calabacines rellenos al horno (sin gluten)

Otra receta con verduras facil y sencilla de realizar. Calabacines rellenos al horno, el resultado final exquisito. Admite muchas variantes, como siempre digo que me gusta la cocina de aprovechamiento lo que tengais en casa, yo os dejo los ingredientes con los que los rellene esta vez. La cosa es ir cambiando para no comer siempre lo mismo.

Ingredientes:
4 calabacines medianos
1 cebolla mediana
6 o 7 dientes de ajo
2 huevos
3 latas pequeñas de atun claro al natural
1/2 bote de tomate frito
queso rallado para gratinar
Sal
Aceite de oliva

Procedimiento:
Lo primero que haremos es poner a hervir en un cazo dos huevos. Mientras encendemos el horno para que vaya cogiendo temperatura (a unos 180 grados), a continuacion lavaremos muy bien con su piel los calabacines, los cortamos por la mitad a lo largo, con un cuchillo marcamos el contorno y con la ayuda de una cuchara vaciamos el calabacin a trozos con la precaucion de no romperlo siempre dejaremos un poco de blanco ya que al ponerlo al horno estara tierno y se comera todo. Una vez todos vaciados, los colocamos en una bandeja, le añadimos un chorreon de aceite de oliva y al horno. Mientras se ponen tiernos vamos haciendo el sofrito, para ello picaremos muy chiquito y reservaremos los ajos y la cebolla, picamos tambien los trozos extraidos del calabacin. Una vez llegado a este punto comenzaremos el sofrito, para ello cogeremos una sarten o cazuela y empezaremos dorando los ajitos picados en un chorreon de aceite de oliva, a continuacion añadimos la cebolla y la vamos pochando junto a los ajos, una vez que tome un color doradito asi a transparente añadimos los trozos de calabacin, agregamos sal al gusto y vamos sofriendo todo, una vez casi terminado de hacer los calabacines añadimos las latas de atun natural, añadimos medio bote de tomate frito y los huevos que ya deberan estar cocidos, los cuales los pelaremos y picaremos con las tijeras para despues agregarlo al guiso. Lo movemos todo y reservamos del fuego. Por otro lado durante todo este tiempo los calabacines vaciados que estaban en el horno ya deberan estar tiernos. Sacamos la bandeja del horno y rellenamos con una cuchara hasta repartir bien el relleno por todos y con colmo, todo lo que podais, por ultimo le añadimos queso rallado para gratinar y al horno otra vez hasta que se gratine y dore el queso. Y ya estaran listos para comer, como bien dije antes es una receta que admite muchas variantes, hay quien le añade carne picada al guiso, picante, queso, nata, bacon, gambas….. sobre gustos colores como siempre suelo decir. Estos son sencillos y ricos ricos.

Col lombarda y zanahoria a la montillana (sin gluten)

Y por seguir probando y cambiar para no comer siempre de la misma forma se me ocurrio cocinar la col lombarda y la zanahoria como cuando hacemos las alcachofas a la montillana, anteriormente solo la habia probado en las ensaladas en crudo y la verdad que merece la pena, repetire seguro. Os dejo el paso a paso.

Ingredientes:
6 dientes de ajos
Una cebolla mediana
Media col lombarda
Una zanahoria grande
Un vaso de vino blanco (montilla moriles)
Unas lonchas de jamon
Sal
Aceite de oliva

Procedimiento:
Lo primero que haremos es lavar y cortar la col en juliana, es decir en tiras finitas y dejarla en remojo mientras seguimos preparando el resto de verduras. Por otro lado lavamos y pelamos con el pela patatas la zanahoria, y con mucho cuidado con este pelador vamos cortando tiras de la zanahoria a todo el largo, vamos girando y vamos sacando tiras hasta que la terminemos. Una vez terminado reservaremos tambien mientras cortamos y picamos la cebolla y los ajos. Para terminar de tenerlo todo preparado antes de empezar a cocinar nos faltaria picar las lonchas de jamon. Bien llegado este punto lo primero que haremos es sofreir los ajitos picados en un poco de aceite de oliva, cuando esten doraditos agregamos la cebolla, una vez pochada agregamos la col lombarda escurrida, la zanahoria y sal al gusto teniendo en cuenta que le vamos a echar jamon que tambien es salado, vamos mezclando con el resto de sofrito y le agregamos el jamon picado y el vasito de vino blanco. Rehogamos unos minutos y le agregamos una poquita agua y dejamos hervir hasta que se ponga tierna y se consuma el agua. Una vez tierna la verdura listo para servir. Plato simple, sano y rico.

Champiñones rellenos al microondas (sin gluten)

Ahora estamos por aqui para explicaros una receta que se fue elaborando sobre la marcha, digamos que fue una prueba con la finalidad de si estaba buena se volveria a hacer y sino pues nada. La verdad que es rapida, sencilla y rica rica. Segun me dijeron en casa que hay que repetirla. Como vereis en las fotos no hice gran cantidad, el resto de las primeras fotos era para ponerlos rellenos y al horno (pero eso es otra receta). El experimento en si fue el usar el tomate frito en la base y el aprovechar unos restos de carne asada a a plancha del dia anterior, nunca me habia dado por echarles tomate y carne, imagino que esta receta estara mas que inventada antes pero en casa nunca lo habiamos probado. Ahora os detallo los ingredientes de esta receta

Ingredientes:
Unos champiñones frescos y enteros
Tomate frito
Un chorreon de vino blanco
Una cebolla pequeña
Carne asada a la plancha (en este caso muslos deshuesados del dia anterior)

Procedimiento:
Para empezar lo primero que haremos es lavar y preparar los champiñones que vienen con mucha tierra, una vez bien limpios y cortados el tronco le quitamos justo lo de la raiz y el tronquito lo reservamos para picarlo posteriormente. Continuamos picando la cebolla muy chquita para mezclar con los tronquitos picados tambien. Y por ultimo antes de empezar con el montaje del plato picamos la carne tambien muy chiquita y reservamos. Para empezar a montar la receta en un recipiente apto para microondas añadimos una base de tomate frito, le añadimos la mezcla de los tronquitos y la cebolla y encima vamos colocando los champiñones con la base a rellenar hacia arriba. Le agregamos un chorreoncito de tomate a cada uno y una poca cebolla picada, seguidamente los salpimentamos y rellenamos de carne hasta arriba. Por ultimo un chorreon pequeño a cada uno de vino blanco y listo para meter al microondas. Para que os sirva de referencia yo lo puse unos diez minutos a 750W, ahora eso si la que manda es la vista, que veais que estan bien hechos.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14

Falso quiché con base de patata II (sin gluten)

Que os parece otra variante de quiché para aquellas personas que no puedan tomar gluten, es una alternativa que os aconsejo no dejeis pasar. Esta rico ricooo

Ingredientes
3 patatas medianas
200 ml de nata para cocinar
Una cebolla
Unas lonchas troceadas de jamon de pavo
Una lata de champiñones laminados
Pimienta molida
Aceie de oliva
Sal
3 huevos
Un poco de queso rallado

Procedimiento
Lo primero que tendremos que hacer es poner a cocer las patatas previamente peladas con un puñadito de sal unos trenta o cuarenta minutos hasta que al pincharlas veamos que estan tiernas, con ellas haremos un pure con un chorreon de aceite de oliva, o bien con un tenedor, con batidora o thermomix, yo use tenedor. Luego en papel vegetal para horno se pone la masa y con la ayuda de otro papel por encima y un rodillo de madera extendemos la masa como si de un hojaldre o masa de pizza estuvieramos hablando, yo use un solo papel abajo y se pegaba un poco, asi que para la proxima vez doble papel para que no se pegue, por arriba y por abajo, y asi se trabajara mejor. Una vez terminado la base la dejamos reposar, mientras en una sarten pochamos la cebolla picada en aceite de oliva con los champiñones y las lonchas de jamon de pavo a trocitos, mientras se enfria un poquito en un bol batimos los tres huevos junto con la nata de cocinar, salpimentamos la mezcla y le añadimos la cebolla con los champiñones y el jamon de pavo, lo movemos un poco y vertemos la mezcla en el molde donde tenemos la patata, y le añadimos el queso rallado por encima. Por ultimo meter en el horno precalentado anteriormente a 180 grados con calor por arriba y por abajo. Hasta que veamos que se dora un poquito y que al pinchar un cuchillo salga limpio.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15

Judias verdes con tomate (sin gluten)

Bueno volvemos con una receta muy antigua. Rica facil y muy sana. Antes de comenzar con la explicacion quiero deciros que os puede parecer rara pero es exactamente una reproduccion de como la hacia mi abuela y como la sigue haciendo mi madre. La persona que desperto en mi el mundo de la gastronomia. Y siguiendo sus pasos dejaremos reflejada todo su paso a paso. Es una receta que admite muchas variantes y alimentos para acompañar

Ingredientes
1 Kg de judias verdes planas frescas (si no teneis frescas se pueden hacer con las de conserva, aunque no se consigue el mismo sabor)
3 Tomates
1 Cebolla
5 o 6 dientes de ajo
Medio vaso de vino blanco
Pimenton dulce (el pimenton de la vera para mi opinion le da un gusto diferente, rico ricooo)
Sal
Aceite de oliva

Lo primero que haremos es preparar las judias, para ello las iremos cortando a trocitos y quitandoles las hebras laterales si fueran muy grandes y las puntitas de los extremos. Al finalizar las enjuagaremos. Seguimos preparando el sofrito picando muy chiquito y reservando en un plato los ajos y la cebolla. En este punto de la receta se puede hacer dos cosas o bien hervir por un lado las judias hasta que se pongan un poco tiernas o dejarlas crudas y freirlas un poco con el sofrito pochado. Lo dejo a vuestra eleccion.

Yo esta vez las hervi primero. Asi que en un recipiente añadimos aceite y cuando este caliente empezamos a dorar los ajitos picados, es muy importante que queden doraditos pero que no lleguen a quemarse. A continuacion seguimos con la cebolla, seguimos moviendo el sofrito hasta que se poche y quede la cebolla con un tono amarillento transparente. Siempre se ha dicho que el secreto de una buena comida es un buen sofrito bien hecho. Una vez terminado el sofrito añadimos las judias troceadas y hervidas (ya sabeis que se pueden echar crudas, la unica diferencia que deberian llevar mas agua despues y mas rato dejarlas hervir). Mareamos un poquito las judias con el sofrito de ajo y cebolla y le añadimos el medio vaso de vino y el pimenton dulce y la sal, seguimos moviendolo de vez en cuando y las cubrimos de agua y dejamos hervir un ratito. A continuacion echamos los tomates enteros partidos por la mitad (esta es la parte diferente de como la hacia mi abuela) y cuando ya casi se haya consumido el agua que echamos retiramos los tomates y los pasamos por la batidora o chino para despues añadirlo encima de las judias, lo continuamos removiendo un poquito y listo para comer. Yo os recomiendo que no se hagan con un fuego muy fuerte, aunque tarde mas una comida a fuego lento esta para mi opinion bastante mejor. Por ultimo se le puede añadir unos huevos encima y os aseguro que es un platazo rico rico y sano.

1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36